También habrá recursos para capital de trabajo, al igual que para garantías bursátiles y préstamos para mejorar la liquidez de los acreditados.

Un análisis de Banorte, indica que es positivo también que los niveles de cartera vencida antes del choque por el COVID-19, se encontraban en niveles muy saludables.

La dependencia ajustó, en los “Pre-Criterios 2021” su perspectiva de crecimiento para 2020 a un rango de entre 0.1 y -3.9 por ciento.

Un análisis de BX+, destaca una caída estimada de -4.2% para el Producto Interno Bruto del país.

El consenso de analistas del Banco de México, considera una recuperación de apenas 1.88% en  2021.