3 No me gusta0

Su extensión geográfica le ha valido ser considerado el quinto país  más grande del mundo, compuesto por ciudades enormemente atractivas como Sao Paulo, Río de Janeiro o Curitiba. Aunque existe una brecha económica notablemente marcada entre el norte y el sur, el mercado de propiedades en Brasil es altamente rentable. Muestra de ello es lo que ocurre en metrópolis como Fortaleza, Recife y Salvador, donde, además de tener una gran oferta de bienes inmuebles, son catalogados como destinos turísticos de preferencia internacional.

Como parte de su marco económico, Brasil ha tenido años turbulentos; no obstante, es la novena economía más grande del mundo y la más grande de Latam –con todo y la recesión 2014–, pues se ha recuperado a paso lento pero seguro en los últimos años. Y es que la abundancia de productos básicos como el petróleo, el hierro y la soja, generan una volatilidad económica basada en la exportación.