La moneda mexicana se cotiza alrededor de 24.40 pesos por dólar, ante un desempeño mixto de las divisas en el mercado cambiario. 

El peso mexicano cerró el primer trimestre con una depreciación de 25.07% o 4.75 pesos frente al dólar, cotizando alrededor de 23.67 unidades.

La baja en la calificación de la deuda soberana de México es resultado de una serie de elementos, que en su conjunto han deteriorado la calidad crediticia del país.

La moneda mexicana se cotiza alrededor de 24.21 pesos por dólar, ante un regreso generalizado del nerviosismo a los mercados financieros globales. 

La agencia calificadora Standard & Poors, Global Ratings, bajó la calificación en Escala Global a BBB de BBB+, con perspectiva negativa de la comisión Federal de Electricidad.