Las remesas y el comercio son los rubros más utilizados para estas transacciones en América Latina, por su facilidad de operación.

El avance del peso se da junto a la mayoría de los principales cruces del dólar, con excepción del real brasileño, que se deprecia 0.20%, y el yen japonés, que pierde 0.08%.

Cabe señalar que la recuperación del peso ocurre a la par de las divisas más depreciadas al comienzo de la semana, siendo el rublo ruso la que más avanza con 0.80%.

La mayoría de las divisas gana terreno, lo que puede estar relacionado con noticias positivas sobre la posibilidad de que en Estados Unidos se apruebe un nuevo paquete de estímulos fiscales.

Esto, al amparo del programa multivalor aprobado en el año 2017, que permite emitir y ofertar CBFIs y CEBURES.