|  

Lo mejor es estar preparado para evitar que tu hogar se dañe a causa de aguaceros, granizo y otros desastres imprevistos.

0 No me gusta0

La época de tormentas y granizo ya inició, y para que tu hogar esté protegido de la lluvia, evitar inundaciones y otros desastres, tomar algunas precauciones te ayudarán a cuidarlo.

Una parte importante para esto es el mantenimiento del hogar, que siempre será fundamental en cualquier temporada del año, por lo que dedicar tiempo y presupuesto al mantenimiento de las viviendas evitará desastres futuros.

Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, explicó que el mantenimiento de una vivienda es una parte esencial del presupuesto, “con ello, podemos conservar un inmueble en estado apto para ser ocupado y habitado por sus residentes”.

 

En su opinión, el presupuesto destinado debe ser de 3 a 5% del gasto total de la vivienda.

 

Y para que cuides tu casa de la lluvia, te comparte los siguientes tips:

1. Impermeabilizar. Existen varias opciones para impermeabilizar los techos, pero siempre habrá algunos aspectos a considerar. “Es necesario saber el tipo de losa o techo que recubre tu casa para seleccionar el tipo de impermeabilizante”, señaló el arquitecto Franco Ayala. Además, hay que saber y tomar en cuenta la edad del inmueble, ya que muchas veces el techo presenta grietas por el paso de los años. Si éstas no se reparan antes, el problema nunca se resolverá e incluso se puede agravarse. Lo más recomendable es hacer una revisión por lo menos cada tres años, para comprobar que el techo siga en óptimas condiciones. Cuando el producto se aplica correctamente, puede durar hasta ocho años, aunque lo ideal es estar al pendiente y poder prevenir las goteras.

 

 

2. Revisa los cables de luz. En temporada de lluvia, checa que las instalaciones eléctricas estén en perfectas condiciones para evitar cortocircuitos. Hay que poner mayor atención a los cables de luz que están en la intemperie y si es necesario, recúbrelos. Recuerda que el sol y el paso del tiempo pueden provocar desgaste en los materiales aislantes, lo que llega a causar accidentes; así es que periódicamente revisa que se encuentren en buen estado.

3. Inspección de árboles. La temporada de lluvia puede venir acompañada de vientos muy fuertes, por lo que hay que efectuar inspecciones en los árboles, ya sea que estén en tu casa o en predios aledaños a ella. Si los árboles no son podados con regularidad, se pueden volver un peligro y caer sobre vehículos o viviendas. Para podar, derribar o trasplantar árboles, se debe de contar con un permiso especial que emite la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema). En caso de que requieras que se haga una inspección, la puedes solicitar en el Sistema Unificado de Atención Ciudadana (SUAC).

 

 

4. Sella las ventanas. Cuando revises el empaque de las ventanas y notas filtraciones de aire irregulares, sella las ventanas, eso te evitará muchos dolores de cabeza y gastos a futuro. Además, este tip mantendrá tu casa bien aislada, en especial la protegerá de la humedad, ya que cuando ésta se acumula en las ventanas, puede generar moho y deteriorar severamente tu hogar y afectar tu salud. Sellar ventanas no es una actividad sencilla de realizar, por lo que no descartes acudir con un profesional para que lo haga.

5. Mantenimiento del drenaje. Es importante revisar que tuberías, coladeras y desagües funcionen de manera correcta, así puedes prevenir obstrucciones en las mismas y evitarás fugas y acumulación de agua.

Cuando el drenaje se bloquea por basura, probablemente la casa terminará inundada. Si detectas alguna obstrucción, contacta a un experto para solucionar el problema y evitar pérdidas materiales.

 

Recomendaciones adicionales

El especialista de Propiedades.com recomendó también poner atención a otros elementos para cuidar tu casa de las lluvias:

  • Diseñar mecanismos de almacenamiento de agua pluvial; utilizar cisternas
  • Establecer horarios predeterminados para las actividades de aseo, limpieza y cuidados del hogar para evitar que la lluvia interfiera con esta rutina
  • Reportar fallas en el servicio público
  • Establecer mecanismos de protección civil y evacuación del inmueble en caso de inundación o fuga
  • Cuando pongas a prueba estos tips para cuidar tu casa, evalúa si te gustaría asegurar tu hogar.