|  

Sus inmuebles ubicados en mercados como Tijuana registran 100% de ocupación, en Reynosa alcanzan una tasa de 98.7% y en Ciudad Juárez de 96.7 por ciento.

1 No me gusta0

Tendencias como el nearshoring y los cuellos de botella en las cadenas de suministro globales seguirán beneficiando al negocio de Fibra Prologis, ya que esto factores desencadenarían una mayor demanda de espacio en sus mercados, lo que también significaría aumentos en rentas, indicó Eduardo López Ponce, analista en Grupo Financiero Ve por Más (Bx+).

En un reporte destacó que la buena dinámica en la demanda de espacios logísticos y comerciales ayudaron a que el fideicomiso de inversión en bienes raíces industriales mantenga niveles de ocupación elevados.

 

Lo anterior considerando que el portafolio de la Fibra cerró el primer trimestre de este año (1T22) con una ocupación de 97.6 por ciento. Sin embargo, sus inmuebles ubicados en mercados como Tijuana están al 100% ocupados, en Reynosa alcanzan una tasa de 98.7% y en Ciudad Juárez de 96.7 por ciento.

 

En tanto, en los mercados que la Fibra clasifica como de consumo, en los que se ubican la ciudad de Guadalajara, Jalisco, la Ciudad de México y Monterrey, Nuevo León, la ocupación cerró en 97 por ciento.

Eduardo López recordó que, entre enero y marzo, el volumen de arrendamiento fue de 1.7 millones de pies cuadrados, con un plazo promedio para nuevos arrendamientos de hasta 48 meses.

 

“Fibra Prologis sigue reflejando un buen desempeño operativo y generación de flujo atractivo, por lo que nos parece positivo, aunque creemos que lo anterior ya podría estar descontado por el mercado, por lo que esperaríamos una reacción de positiva a neutral en el precio del CBFI”, añadió el especialista en temas de Fibras.

 

Los certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) de la emisora, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se intercambian entre los inversionistas a un precio de 51.45 pesos por unidad, nivel que refleja una minusvalía de 9.08% en lo que va de este año.

Dicho porcentaje es superior al retroceso que muestra el índice sectorial, el S&P/BMV Fibras, que en este 2022 acumula una caída de 3.31 por ciento.