Su venta masiva contagió al mercado, que presentó caídas de entre el 30% y 40% para algunas criptomonedas.

1 No me gusta1

Los expertos y analistas previeron el impacto en El Salvador. Cuando se anunció en junio la utilización del Bitcoin como moneda de uso en uno de los países con más rezago económico de la región de América Latina, no hubo efectos.

Sin embargo, su puesta en marcha pegó al mercado de las criptomonedas debido a que la venta masiva contagió al mercado, que presentó caídas de entre el 30% y 40% para algunas criptomonedas, y que se produce después de un repunte de casi 75% desde finales de julio.

Sin embargo, el Bitcoin rebotó a precio promedio en los últimos 50 días y recuperó parte de sus pérdidas para operar por encima de su promedio de 200 días, de alrededor de 46,000 dólares.

Nueva etapa en Latam

Los especialistas consideran que el éxito de la propuesta del Presidente Salvadoreño Nayib Bukele, dependerá del volumen de las transacciones y la participación de inversionistas extranjeros, por lo que necesitará algunas firmas grandes que inviertan en negocios o el sector inmobiliario en El Salvador.

Por su parte, Bukele agiliza la gestión legislativa del Bitcoin con un decreto donde la empresa estatal de electricidad geotérmica del país se pondrá a disposición para minar criptomonedas.

Bukele también necesita que Bitcoin circule fácilmente si quiere jugar un papel positivo en la economía. Si un día realmente intenta mover el sistema monetario a uno basado en bitcoin, estará aceptando una restricción muy estricta sobre la oferta monetaria, mucho más restrictiva que el dólar. La única forma de evitar el colapso de la economía será construir reservas de bitcoins, tal como los gobiernos solían acumular oro.

Contar con reservas

El éxito del Bitcóin como moneda oficial dependerá de cuatro factores: la velocidad y el grado en que pueda atraer reservas de bitcoins; lograr que su gente envíe remesas en bitcoins (y supere el problema de confianza con respecto a Bandesal); atraer ballenas criptográficas para invertir y operar en el país; y crear exportaciones con precios en Bitcoins, lo que significa encontrar compradores dispuestos a realizar transacciones de esa manera.

Es común que los países fijen su moneda a una más difícil, para imponer una disciplina que su política interna no pudo. 

Por otro lado, los países sin amplias reservas luchan por mantener la paridad cambiaria, como lo fueron en su momento Argentina o el Reino Unido en 1992; Hong Kong logró sobrevivir a un asalto del mercado a su caja de conversión en 1998.

El Salvador, sin embargo, no depende de una paridad: retiró su moneda Colón e hizo del dólar su moneda de curso legal. Esto le permitió evitar dramas monetarios; pero abrazar el bitcoin le podría encaminar a la acumulación de un poder financiero en la región.

Con información de América Digital News.