Según una encuesta del INEGI, de este déficit, 56.8% acudirá a préstamos informales o recursos propios para construir casa; 37.8% acudirá a Infonavit y 12.2% pedirá crédito privado.

10 No me gusta1

En un levantamiento de datos de octubre a noviembre de 2020 realizado en más de 55 mil hogares, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer un estatus parcial de la vivienda a la mitad del Gobierno Federal, de autollamada Cuarta Transformación (4T).

Con diversas temáticas como financiamiento o acceso a hipotecas, gastos, viviendas secundarias, demanda y necesidades, impacto por Covid y características básicas de la vivienda, el análisis arrojó una situación dispar e inequitativa en la tenencia de las casas en México.

A continuación, te presentamos 10 puntos relevantes de la encuesta.

1.- La vivienda en México es chica. Para algunos especialistas, la dinámica de las casas-huevito a través de hipotecas que se llevó a cabo en México durante décadas, sigue predominando. 41.3% de las viviendas en México miden de 56 a 100 metros cuadrados, mientras que 28.1% lo están en casas menores a 55 metros cuadrados con Campeche, BCS, Chiapas, Quintana Roo y Veracruz tienen los porcentajes más altos, con índices superiores al 40% en cada entidad.   

2.- Una cuarta parte de las viviendas es vieja. Según el censo, de 35.3 millones de casas, 24.6% tienen más de 31 años de haber sido construidas. Las casas más recientes son de 5 años o menos (9%) y de 6 a 10 años (13.5%).

3.- Casi mitad de las casas presentan filtraciones y grietas. Para el INEGI, 44.2% de las casas presentan problemas de filtraciones; en tanto, 40.8% presentan grietas y cuarteaduras, además de deformaciones en los marcos 16.2%; con fracturas o deformación de columnas o vigas, el 10.6%. Irónicamente, Tabasco, la tierra del Presidente Andrés Manuel López Obrador, presenta más problemas de cuarteaduras, con 74.6% de este problema en las casas.

4.- La gente renta porque más la mitad de la población no tiene acceso a hipotecas. En este rubro, 51.4% no tiene acceso a crédito; por otro lado, 16.4% de la población renta alguna vivienda, y 61.4% de la población tiene casa propia pagada.

 

5.- Falta un programa de escrituración masivo en México. De 23.9 viviendas en México propias, solamente 17.4 millones cuentan con escrituras. En localidades rurales, solamente se llega a un porcentaje de cobertura de 59.4%. Cabe señalar que en cuanto a mujeres, 7.2 millones son propietarias.

6.- La autoconstrucción predomina en México. 57.3% de la población ha autoconstruido su casa; 20.8% la ha podido comprar nueva, y el 14.6% la compró usada. En las entidades con mayor autoconstrucción fueron Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala, Chiapas e Hidalgo.

7.- Los mexicanos autofinancian sus casas. En cuanto a fuente de financiamiento, 65.4% de la población hizo su casa con recursos propios; 18% a través de Infonavit; y solo 9.1% fue a través de institución financiera privada.  

8.- Por Covid, más de 9 millones necesitan remodelación. De los 34.3 milones de casas en México, debido a la pandemia, 9.4 millones de hogares identificaron que se necesita adaptar, remodelar o construir algún espacio de la vivienda.

9.- México tiene un déficit de 8.2 millones de viviendas. Según el INEGI, se requieren 8.2 millones de viviendas, para las cuales, 56.8% acudirá a préstamos informales o recursos propios; 37.8% acudirá a Infonavit, y solo 12.2% acudirá a pedir crédito a una institución privada.

10.- El sureste presenta el rezago más alto en vivienda. Guerrero, Tlaxcala, Tabasco y Chiapas, tienen el porcentaje más alto de viviendas requeridas para renta, compra o construcción en relación con el total de viviendas particulares habitadas por entidad, todas, con porcentajes arriba o cercanas al 30%.

La anterior es parte de la presentación que el INEGI realizó con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) a través de la Encuesta Nacional de Vivienda (ENVI) 2020 con la finalidad de producir información estadística que permita generar un panorama amplio sobre la situación de la vivienda en el país, así como las necesidades y demanda de estas.

La presentación fue encabezada por Julio Santaella, presidente del INEGI, Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, y Jorge Alberto Mendoza Sánchez, director general de SHF.