Actualmente tiene en marcha ocho proyectos, en breve anunciará la apertura de su primera reconversión. 

6 No me gusta4

Fibra Uno (FUNO), el fideicomiso de inversión en bienes raíces con más 10 millones de metros cuadrados de espacio rentable, avanza en su estrategia para reconvertir edificios de oficinas en viviendas y en hospitales, adelantó Gonzalo Robina, director general adjunto de la empresa.

En conferencia virtual, el directivo explicó que actualmente tiene en marcha alrededor de ocho inmuebles que se ocupaban como oficinas y que las acondicionará para que se conviertan en departamentos y hospitales, con ubicaciones en la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León y Yucatán.

“Ya estamos activamente en (convertir edificios de oficinas). Hoy tenemos reconversión de oficinas en hospitales y se está haciendo el análisis de tres o cuatro para una posible reconversión a vivienda”, puntualizó Robina.

Aunque aclaró que no cualquier edificio de oficinas se puede convertir en vivienda, pues son casos particulares que tienen que ver más con las ubicaciones de los inmuebles. 

El director general adjunto de FUNO adelantó que uno de sus proyectos ya está por implementarse, por lo que pronto harán el anuncio de la eventual apertura.

Son cuatro proyectos en marcha para transformarlos en hospitales, los cuales están ubicados en la ciudad de Mérida, Satélite (que originalmente sería de oficinas, pero cambiaron su uso) y en Monterrey.

La decisión de emprender este tipo de proyectos, abundó Gonzalo Robina, viene del hecho de que tras la pandemia “fue evidente la falta de infraestructura de salud hospitalaria que tenía el país y la detectamos de primera mano, por eso decidimos hacer la reconversión de estos edificios y dada la productividad que veíamos en estos edificios comparados con las oficinas, dadas las condiciones del mercado de oficinas, decidimos irnos por el desarrollo de hospitales”.

Mientras que suman tres o cuatro los desarrollos para cambiar el uso de suelo de oficinas a vivienda, la gran mayoría están concentrados en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, únicamente uno en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

“Como inversionistas de bienes raíces la ubicación es lo más importante y eso permite que el día de hoy que pasan este tipo de cosas tengas la posibilidad de cambiar de giro algunos de estos edificios, de oficinas a hospitales o a vivienda porque el inmueble está bien ubicado, para que un hospital funcione tiene que estar en una población densa y para una vivienda u oficina, lo mismo”, subrayó Jorge Pigeon, vicepresidente de Relación con Inversionistas y Mercados de Capital de FUNO.