En ciudades como Madrid o Barcelona puede llegar al 17% y al 16.5%, respectivamente.

1 No me gusta0

Según especialistas, los precios de la vivienda en España comenzaron a caer en el último semestre del 2019 y el impacto del COVID-19 solo ha acelerado la tendencia a la baja del final de un ciclo, además, la incertidumbre derivada va a propiciar que ese ajuste continúe a lo largo del 2021.

En el ‘Informe sobre el mercado de la vivienda’, del Grupo Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra (UPF), añaden que existe mucha oferta inmobiliaria de particulares que está sobrevalorada. Indican que en ciudades como Madrid o Barcelona la sobrevaloración puede llegar al 17% y al 16.5%, respectivamente.

El estudio también hecha por tierra otra de las tendencias de compra que se apuntaban para el mercado post Covid-19 como era el gusto de los compradores por abandonar la ciudad en busca de localizaciones fuera de la ciudad con zonas verdes.

“Lo cierto es que en nuestros datos no lo hemos constatado. Los compradores sí demandan pisos con terraza o balcón, pero el alto precio de los inmuebles en los alrededores de las grandes ciudades hace que no se materialicen esas otras compras”.

Esta caída de precio tiene bastante que ver con la retirada, temporal de momento, de los inversores institucionales. De hecho, la mayoría de las viviendas de segunda mano adquiridas en el 2020 se han hecho a través de hipoteca y no con dinero en efectivo, como ocurría cuando los inversores estaban activos.

En este sentido, Grupo Tecnocasa destaca que en el segundo semestre del 2020, las hipotecas firmadas a tipo fijo ya representaron el 74.3% del total. Y que “por primera vez en la historia los precios del primer año de las hipotecas a tipo flexible ha superado el precio de las fijas”.

Los especialistas hacen hincapié en que ”el informe es el único estudio de mercado que trabaja con precios reales de compraventas finalizadas, mientras que otros informes usan como referencia precios de oferta o tasación, pero no de operaciones completas ya realizadas".

Así, añaden que durante la segunda mitad del 2020 la caída de precios de la vivienda usada ha sido del 4.4% de media en España, pero con ciudades como Barcelona y Sevilla liderando las caídas con descensos medios del 6.8% y el 6.13%, respectivamente.