|  

La cementera mexicana enfrenta alza en los costos de transporte y de la energía, está última representa aproximadamente el 30% de sus costos totales de producción de cemento. 

0 No me gusta0

Ante las presiones inflacionarias por el aumento en los precios de energía y transporte, Cementos Mexicanos emprenderá una segunda fase de aumentos de precios en sus productos, la cual se empezará a implementar durante el segundo trimestre de este año.

 

“Como saben, ajustamos nuestra estrategia de precios en el segundo trimestre de 2021 para hacer frente a las crecientes nubes de inflación que estábamos viendo salir del confinamiento por la pandemia. Desde el principio, consideramos que la inflación es permanente y no transitoria”, comentó Fernando González, director general de Cemex.

 

Recordó, en su reciente conferencia telefónica con analistas bursátiles, que a mediados de 2021, se empezó a observar una inflación significativa en el negocio de producción de cemento, derivada en gran medida del aumento de los costos de energía y transporte. 

Cemex ha resentido el impacto de la creciente y sostenida inflación principalmente en los costos de la energía en la producción de cemento, que representa aproximadamente el 30% de sus costos totales de producción de cemento. 

Durante el primer trimestre del año, el precio de la energía aumentó 37% año contra año. El costo unitario de combustible aumentó un 53%, impulsado principalmente por el aumento en el coque de petróleo y el carbón, parcialmente mitigado por un aumento en el uso de combustibles alternativos.

Por lo que el directivo dijo que operan con “cautela” ante los desafíos de inflación, por lo que están administrando los costos con cuidado y su estrategia de precios la han recalibrado para reflejar el nuevo entorno de costos.

 

“A pesar del logro de precios de enero, todavía tenemos trabajo por hacer para compensar el aumento de los costos. Implementamos aumentos de precios en abril para aquellos mercados en Estados Unido y Europa que no tuvieron un aumento en enero, y esperamos resultados similares. Además, ya hemos anunciado subidas posteriores en muchos mercados para los meses de verano”, sostuvo Fernando González.

 

Adicionalmente, la administración comentó que también están aprovechando al máximo la capacidad de sus plantas para aumentar el uso de combustibles alternativos, con ello amortiguarán el efecto del aumento de los precios de la energía. 

Dentro del negocio del cemento, los combustibles alternativos representan casi dos tercios de la combinación total de combustibles, lo que LE permite minimizar la volatilidad de los combustibles fósiles. 

Cemex expuso que incluso con las continuas presiones de costos, así como la difícil comparación con el año anterior, logró un aumento del 3% en el flujo operativo (EBITDA) del primer trimestre del año.

Nuestra cartera de mercados desarrollados continuó disfrutando de una fuerte dinámica de demanda con volúmenes de cemento y concreto que crecieron en cifras altas de uno a dos dígitos. 

 

“En el contexto de los peores vientos en contra de la inflación desde los años 80, logramos un crecimiento secuencial récord en el precio del cemento. Los precios consolidados del cemento aumentaron 12% año contra año, mientras que el concreto y los agregados aumentaron 8% y 7% respectivamente”, dijo el director general de la cementera con sede en Monterrey, Nuevo León.