Arquitectura como alta ingeniería

La genialidad del arquitecto fue llevada a lo más alto en su Torre Reforma, que fue ganadora del premio International Highrise Award (IHA) 2018. El galardón es considerado el premio más importante del mundo en lo que a rascacielos se refiere.

 

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Arquitectura Disruptiva,Los arquitectos más influyentes del mundo,Benjamín Romano / LBR&A, Torre Reforma. CDMX, México (2016). Torre Reforma. CDMX, México (2016).

 

El Premio Internacional Highrise (IHA)

comenzó en 2003 como una iniciativa conjunta entre la Ciudad de Frankfurt, Deutsches Architekturmuseum y DekaBank. El primer premio se entregó en 2004. Desde entonces, se lleva a cabo cada dos años y se financia en asociación entre las dos últimas entidades.

Este gran obelisco, como él le llama, responde a un concepto muy claro. Primero, la ubicación en la avenida más importante del país, en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México; pero más relevante fue la complejidad de trabajar con una casa catalogada como monumento histórico que tuvieron que desplazar 18 metros, encapsulando con concreto la cimentación y deslizándola como si la subiéramos a una patineta de ruedas, para poder trabajar con los sótanos del predio y después regresarla a su sitio original sin dañarla. El reto fue sorprendente desde su concepción.

En construcción, el edificio se compuso de dos muros en escuadra perfecta, donde cuelga una estructura metálica sobre la casa catalogada que permitió la colocación de los entrepisos sin columnas intermedias. En esta estructura se albergan todos los servicios verticales de la torre, como elevadores, las escaleras, los ductos de todas las instalaciones, permitiendo al área rentable contar con un gran ventanal con vista al Bosque de Chapultepec.

Es un concepto sencillo y contundente, llevado a su máxima expresión, donde los temas de las diferentes técnicas de ingeniería se amalgaman con el proyecto arquitectónico. Es un edificio único en el mundo desde la concepción de su sistema constructivo. Tiene los muros de concreto más altos que jamás se hayan levantado, además de todos los temas tecnológicos que, como siempre, en los edificios de Benjamín van a la vanguardia.

La Torre Reforma está diseñada para soportar sismos de hasta 8.5 grados. Cuenta con pisos con jardines interiores y estacionamiento automatizado.

Con sus 57 niveles y 244 metros de altura, que la convierten en el edificio más alto de Latinoamérica, se erige como premio a una gran trayectoria.

 

Real Estate Market &amp;amp;amp; Lifestyle,Real Estate,Arquitectura Disruptiva,Los arquitectos más influyentes del mundo,Benjamín Romano / LBR&A, Sky Lobby de Torre Reforma.<br>Su altura ofrece una increíble vista. Sky Lobby de Torre Reforma.
Su altura ofrece una increíble vista.

 

*Daniel Álvarez Fernández nació en la ciudad de México en 1960. Realizó sus estudios de arquitectura en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México, de 1977 a 1981. En 1980 abrió su Taller de Arquitectura trabajando hasta la fecha con varios arquitectos asociados.

 

 

 

 

 

Guía de lectura

 


Texto Daniel Álvarez

Foto: PLATAFORMA ARqUITECTURA