|  

Al término del segundo trimestre de 2024, la economía mexicana ha mostrado signos positivos en el ámbito macroeconómico, y este impulso se ha reflejado en el mercado inmobiliario industrial, que ha presentado resultados alentadores.

7 No me gusta0

El fenómeno del nearshoring sigue atrayendo inversiones significativas a México. De acuerdo con datos preliminares de la Secretaría de Economía, la Inversión Extranjera Directa (IED) ha tenido un desempeño notable en los primeros cinco meses del año, alcanzando una expectativa de 39 mil millones de dólares. El sector manufacturero ha sido el mayor receptor de estas inversiones, captando más del 55% del total.

Y con el fin de controlar la inflación después del periodo electoral, en la reunión de junio del 2024, el Banco de México decidió mantener la tasa de referencia en 11 por ciento. Además, la tasa de inflación en la primera quincena de junio fue del 4.78% anual. Se anticipa que en los próximos meses se iniciará una serie de recortes en la tasa de referencia, lo que podría crear un entorno más favorable para las inversiones y los financiamientos.

 

Bajo este contexto, el reporte industrial del segundo trimestre del año de Solili muestra que las inversiones en parques industriales siguen creciendo, lo que se refleja en el aumento del inventario industrial a nivel nacional.

 

Durante el segundo trimestre, el inventario total superó los 100 millones de metros cuadrados, representando un incremento del 11.8% respecto al mismo periodo en 2023. La tasa de vacancia a nivel nacional también aumentó, cerrando el segundo trimestre de 2024 en 2.6%, lo que significa un incremento anual de 90 puntos base y un aumento absoluto de 1.2 millones de metros cuadrados comparado con el segundo trimestre de 2023. Este crecimiento en la oferta de edificios industriales indica un alto interés en infraestructura industrial, impulsando a los desarrolladores a invertir en nuevas construcciones, indicó el reporte.

 

 

Querétaro y Ciudad Juárez reportaron las tasas de vacancia más altas del país, con 4.4% y 4.3% respectivamente, seguidos por Mexicali y Reynosa, ambos con 4.1 por ciento. Por otro lado, Puebla, Aguascalientes y Saltillo presentaron las tasas de vacancia más bajas, con 0.4%, 0.5% y 0.9% respectivamente, siendo los únicos mercados nacionales por debajo del 1 por ciento.

 

En cuanto a la actividad de arrendamiento a nivel nacional, cerró el segundo trimestre con fuerza, reportando cerca de 1.5 millones de metros cuadrados demandados. La Ciudad de México lideró la demanda con 388 mil metros cuadrados arrendados, seguida por Monterrey con 309 mil metros cuadrados ocupados. A nivel regional, los mercados del norte del país concentraron el 49% de la actividad de arrendamiento, mientras que la región del Bajío mantuvo el 18% de la demanda.

 

Resaltó que la demanda acumulada en los primeros seis meses del año superó los 3 millones de metros cuadrados, similar a los niveles del primer semestre de 2023, indicando una estabilidad en el mercado de arrendamiento industrial y reflejando una confianza continua de los inversionistas y empresas.

Al referirse a la construcción de propiedades industriales, señaló que sigue en expansión, alcanzando niveles sin precedentes. Al finalizar el segundo trimestre de 2024, se registraron 5.6 millones de metros cuadrados en desarrollo. Monterrey lidera este crecimiento, concentrando el 38% de los desarrollos, seguida por la Ciudad de México con el 21% de los proyectos en construcción.

Entre abril y junio de 2024, se iniciaron más de 80 nuevos proyectos industriales a nivel nacional, sumando un total de 1.7 millones de metros cuadrados en construcción. Monterrey destacó con más de 600 mil metros cuadrados iniciando construcción en este trimestre. La Ciudad de México y Tijuana ocuparon la segunda y tercera posición en nuevos proyectos industriales, con 361 mil y 208 mil metros cuadrados respectivamente, debido a su infraestructura consolidada, acceso a mercados clave y una fuerza laboral calificada que sigue atrayendo inversiones.

 

 

Con respecto a los precios de renta, han mostrado una tendencia al alza, alcanzando un promedio nacional de $6.79 USD/m²/mes en el segundo trimestre de 2024, un aumento del 20% respecto al mismo periodo de 2023. Los precios más altos se encuentran en la Ciudad de México, con $8.71 USD/m²/mes, seguidos por Tijuana con $8.24 USD/m²/mes. Pero los precios más competitivos están en la región del Bajío, con Guanajuato registrando los más bajos a $4.82 USD/m²/mes, seguido por San Luis Potosí y Querétaro con $5.29 y $5.59 USD/m²/mes respectivamente.

Para concluir, el mercado industrial en México ha mostrado un crecimiento notable durante el primer semestre de 2024, impulsado por una fuerte actividad de arrendamiento e incrementos en inversiones que fomentan la creación de nueva infraestructura industrial. Este dinamismo ha mantenido la presión al alza en los precios de renta, indicando un mercado con amplias oportunidades para inversionistas y desarrolladores.

 

“Las expectativas de crecimiento para el resto del año son positivas, respaldadas por el aumento de la inversión tanto nacional como extranjera, y un entorno económico favorable que promete seguir impulsando el desarrollo industrial en todo el país”, finalizaron los expertos.