|  

Existe una alta de vacancia en el mercado y para que presente los niveles de oferta prepandemia, faltan hasta 24 meses. 

3 No me gusta0

Al cierre de primer semestre del 2022 (1S22), el mercado de oficinas en México sigue viéndose complicado debido a diversos factores, entre ellos, la alta tasa de vacancia, la poca actividad en proyectos de construcción y, por supuesto, la situación económica del país.

Aún existe una alta de vacancia en el mercado y para que presente los niveles de oferta prepandemia, tendrán que pasar de 18 a 24 meses más, siempre que continúe el incremento gradual en la absorción de espacios y las empresas no disminuyan éstos al renovar los contratos de arrendamiento.

 

En la recuperación del mercado de oficinas influirá que las empresas decidan renovar contratos vigentes y que no se sumen cantidades drásticas de proyectos nuevos.

 

Cabe destacar que existe un incremento ligero de inventario en los cuatro mercados analizados por la consultora: Ciudad de México (0.42%) Monterrey (1.47%), Guadalajara  (0.08%) y Querétaro, en donde la entidad del Bajío registró un 2.98% más del cierre del segundo trimestre del 2021 al del 2022.

Estos datos indican, hasta cierto punto, una deceleración en el inventario de oficinas, no obstante que el informe ‘Mercado de oficinas al 2Q 2022’ considera solo edificios entregados, dijo Pablo Quezada, socio y director de nuevos negocios de Datoz.

 

 

Sergio Mireles, director general de la consultora, señaló en la presentación del informe que las renovaciones de contratos existentes  reportadas durante el 1S22 en la CDMX ascienden a 50 mil metros cuadrados, según lo reportado por las empresas de brókeres.     

También destacó que han incrementado los espacios con mejoras o mayor nivel de acondicionamiento en las oficinas, especialmente en mercados como CDMX y Monterrey, incluso Guadalajara, que se cotizan a un mayor costo.

“Lo que termina empujando los precios promedio ponderados de algunos de estos mercados, que terminan por contrarrestar las instancias donde se han reducido precios de comercialización como consecuencia ante la alza en vacancia y bajo desempeño en la absorción de meses anteriores o meses recientes”.