|  

Los mercados de Monterrey, Ciudad Juárez, Saltillo, y la Ciudad de México han tenido mayor reducción en su disponibilidad.

2 No me gusta0

La disponibilidad de espacios industriales México presentó una contracción considerable al cierre del 1T22, posterior a que desde 2017 registrara alzas constantes en el área neta rentable (ANR) disponible.

Al finalizar el 1T22, los 21 mercados más dinámicos del país sumaron en conjunto 3.9 millones m2 disponibles, lo que significó una disminución de 26% respecto al 1T 21, cuando registró 5.2 millones m2 con un inventario total de 88.8 millones m2, con lo que la tasa de disponibilidad industrial se colocó en 4.13% en el periodo.

Los mercados como Monterrey, Ciudad Juárez y Saltillo, y la Ciudad de México son los que han tenido mayor reducción en su disponibilidad, mientras que sólo cuatro mercados aumentaron su espacio disponible.

 

En el último año, la disponibilidad de espacios de Monterrey pasó de 1.1 millones m2 a 696,585 m2, con una tasa de disponibilidad que llegó a 5.40%, cuando típicamente tenía tasas de entre 8% y 9% y con la mayor absorción bruta, con 267,208 m2 registrados durante el 1T22, con una caída de 78% en sus inicios de construcción.

 

En 2021, la Ciudad de México tenía 1 millón de m2 de espacio disponible, pero al cierre del 1T22 bajó a 701,405 m2, con una tasa de 4.77%. Este mercado es el líder en absorción con 314,681 m2 y, aunque también fue el mercado con más inicios de construcción no fue suficiente para mantener la oferta, pues la construcción cayó 43%.

 

 

“Esto puede causar un desabasto de espacios para atender la gran demanda que sigue llegando a México. Esto, porque el 2022 es una continuación del buen dinamismo de 2021, cuando se abatieron récords de absorción. Esto porque el pipeline de empresas buscando espacios es elevado, sigue creciendo”, aseguró Sergio Mireles, director general de Datoz,

Los datos muestran que el 1T22 marcó un inicio de año interesante para el mercado inmobiliario industrial en términos de demanda de espacios.

Finalmente, señaló que la caída en la oferta de espacios es resultado de la demanda fuerte de las industrias y al menor ritmo de inicios de construcción especulativos por el alza en los precios de los materiales de construcción y el desabasto energético.