|  

El nearshoring se ha convertido en una gran oportunidad para dinamizar las economías de México y América Latina.

9 No me gusta1

Debido a que a través de esta estrategia se acercan los centros de producción tercerizados al consumidor final y minimiza las trabas que la pandemia propició en los centros de distribución global, se dinamizó dicha tendencia en 2021.

 

Muchas compañías han empezado a considerar el nearshoring como una alternativa más segura de expandir sus operaciones en el mundo y particularmente en las naciones de América para iniciar nuevos negocios.

 

De acuerdo con un análisis de la división de Servicios Corporativos Globales de Newmark, encabezada por Sergio Pérez, “el nearshoring es un modelo de negocios en el cual las empresas trasladan sus operaciones a una ubicación más cercana y rentable”.

Afirmó que la tendencia cobró un desarrollado notable durante el año pasado, y algunas de las razones por las cuales las compañías acuden a él es porque permite:

  1. Recortar gastos y garantizar mejores controles que conducirán a productos de mayor calidad.
  2. Aproximar la producción a los mercados de consumo.
  3. Acortar las diferencias de zona horaria, discrepancias culturales y un mayor nivel de control en los procesos de toma de decisiones. Muchas compañías estadounidenses optan por trabajar cerca de Canadá, México y otros países latinoamericanos.
  4. Simplificar los procesos logísticos y de transporte para aumentar la capacidad de respuesta a las necesidades de los clientes con tiempos de entrega más cortos y una mayor flexibilidad ante potenciales crisis que interrumpa la cadena de suministro.
  5. Aumentar la generación de empleos y mano de obra.

De acuerdo con el especialista de la firma de corretaje inmobiliario, la estrategia de externalización en la que se transfiere parte de la producción de una compañía a terceros, que a pesar de ubicarse en otros países están localizados en destinos cercanos, surge como respuesta al offshoring que busca proveedores en destinos más lejanos, como Asia.

Sobre México, en particular, Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de Newmark, afirmó:

 

“Ha venido cobrando fuerza el nearshoring debido a que se ha constatado la llegada de nuevas empresas y el aumento en la inversión de algunas ya presentes en el país que confían en nuestro potencial”.

 

 

Citó algunos ejemplos, como el caso de Aguascalientes, en donde se anunció a finales del 2021 la inversión de alrededor de mil 300 millones de pesos, que serán destinados a fortalecer la presencia de una compañía extranjera relacionada con temas de tecnología, sistemas de automatización, electrónica y movilidad.

Otro caso es el de la trasnacional francesa Capgemini, que luego de cuatro años de su llegada al Bajío, reclutará vacantes para diferentes áreas y muchas otras que están expandiendo sus inversiones.

Se considera que el nearshoring es una gran oportunidad para México, pero al mismo tiempo representa un compromiso para brindar las condiciones necesarias para su éxito, toda vez que es sinónimo de crecimiento, oportunidades de trabajo, recepción de nuevos know how, capital.

Adicionalmente, ofrece grandes ventajas como el fortalecimiento de la economía a través de la inyección de capital, de la creación de nuevas fuentes de empleo y mano de obra, entre otras.