|  

Un análisis refiere que la relación hipoteca-compraventa se situó en el 73% en el año pasado, un 7% por debajo de 2020.

2 No me gusta0

De acuerdo con un estudio, tras la pandemia, las hipotecas firmadas en el 2021 impulsaron la recuperación del Real Estate en España, con unas 400 mil operaciones, el nivel más alto en una década.

En el mismo año, la relación hipoteca-compraventa se situó en el 73%, un 7% por debajo de 2020; para este 2022, se situaría entre el 70 y el 75 por ciento.

 

 

Las buenas cifras de las hipotecas muestran “el dinamismo actual del mercado de concesión de créditos para la compra de vivienda”, señalan especialistas.

 

El ‘Análisis del Mercado Hipotecario Español 2021-2022’ refiere que uno de los principales impulsores de esta tendencia son los bajos tipos de interés.

Esta situación facilita el acceso al crédito, lo que a su vez favorece el dinamismo del mercado de compraventa y permite reducir paulatinamente el problema de acceso a la vivienda por parte de los colectivos vulnerables.

 


El análisis destaca el aumento de las hipotecas de tipo fijo.

 

El análisis fue elaborado por el portal inmobiliario pisos.com y el canal online de financiación de Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), hipotecas.com.

 

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, destaca el aumento de las hipotecas de tipo fijo, con un 67% de las operaciones de 2021, a pesar de que en España prevalecen las de tipo variable, tradicionalmente.

El estudio también muestra una incipiente aparición de las hipotecas digitales, pues cada vez es más evidente que llegaron para quedarse, sostiene Josep Vera, director de Desarrollo de Negocio de hipotecas.com.

 

 

“A lo largo del 2021, la evolución de la contratación de esta tipología de productos ha tenido un desarrollo muy parecido al de la población general del país”, asegura el directivo.

El 24% de los contratantes de las hipotecas digitales suele decantarse por la compra de viviendas en localidades de menos de 25 mil habitantes, frente a un 18% que prefiere localidades con más de un millón de ciudadanos.

El perfil del solicitante corresponde con una persona de entre 40 y 55 años, un 53% del total, con ingresos medios de entre 35 mil y 75 mil euros anuales, un 48.5 por ciento.