|  

Panamá cerró el 2021 con un inventario de oficinas de casi 2 millones de m2 y una oferta disponible de 595,000 m2.

2 No me gusta0

En Panamá, el sector inmobiliario del país cerró el 2021 con un inventario de oficinas de casi 2 millones de metros cuadrados (m2) y una oferta disponible de 595,000 m2.

Estas cifran señalan que es necesaria una respuesta que considere las tendencias del mercado y atienda eficientemente el aumento de la oferta de espacios que se produjo debido a la pandemia. 

Por lo que expertos consideran que las empresas buscan espacios ya terminados, colaborativos, que permitan la flexibilidad de crecer o decrecer, en edificaciones que tengan diferentes servicios y amenidades a la mano. 

De acuerdo con un análisis de la compañía MTS, que retoma La Estrella de Panamá, las oficinas clase A+/A representaron al final del 2021 un 50% del inventario total. 

Estas se ubican en las zonas más exclusivas de Panamá capital: Obarrio, Calle 50, Ave. Balboa, Costa del Este y Santa María. Por su parte, las oficinas clase B y C, representaron un 39 y 11%, respectivamente. 

Estas cifras evidencian un aumento de inventario de un 4% en la clase B, una disminución de un 3% en la clase A y de un 1% en la clase C, al compararlas con sus porcentajes de inventario de 2020.

Así, la firma de gestión inmobiliaria indica que el sector inmobiliario del país sudamericano se prepara para asumir cuatro  retos interesantes en este año que recién inicia. 

-Espacios ideales en respuesta a una creciente tendencia de servicios de oficinas en renta, llave en mano que involucra adecuación, dotación, servicios generales y de mantenimiento, así como amenidades y facilidades para generar experiencias extraordinarias a los ocupantes. Es clave la oferta de espacios flexibles que puedan adaptarse o modificarse al ritmo de las necesidades de las compañías.

-Óptimo Tenant Mix para generar máxima rentabilidad y menor vacancia, se requiere atraer flujo de personas a través de diferentes canales como el acceso a diferentes comercios. Los activos que cuentan en su entorno con opciones de supermercados, colegios, universidades, gimnasios o restaurantes, toman cada vez más fuerza en el mercado, pues permiten el desarrollo de una vida dinámica y cómoda.

-Plan de mantenimiento, conservación y actualización del activo para mantenerlo bien valorado sin necesidad de aumentar los costos; es indispensable adaptarse a las necesidades del mercado y alcanzar una gestión de activos que incluya la aplicación de normas que optimicen recursos humanos, tecnológicos y financieros para el desarrollo de actividades integrales administrativas y de mantenimiento.

-Facility Services para ofrecer servicios a la medida y dentro de las instalaciones, lo que facilita la generación de experiencias de atención destinadas a cuidar de los espacios y de las personas que los ocupan; es fundamental contar con herramientas tecnológicas que contribuyan al acceso inmediato a servicios clave que permitan la fidelización de los ocupantes.