Con los recursos obtenidos, la firma de hoteles de lujo planea reducir su nivel de apalancamiento.

1 No me gusta0

Playa Hotels & Resorts, propietario y desarrollador de resorts todo incluido en México y el Caribe, informó que vendió el Hotel Capri, ubicado en el destino turístico mexicano de Cancún, por el que recibió 55 millones de dólares.

Como parte de la venta, el nuevo propietario firmó un acuerdo de franquicia con Hyatt Hotels para cambiar el nombre del resort a Hyatt Zilara Riviera Maya, después de las renovaciones.

Los recursos que la firma obtuvo con la desinversión del complejo hotelero, también conocido como Secrets Capri Riviera Cancún, se utilizarán para fines comerciales generales y para reducir la deuda actual de la compañía.

Playa Hotels & Resorts tenía pasivos por 95.3 millones de dólares con vencimiento a un año, y otros 1,330 millones de dólares que vencen en el mediano plazo. 

Además, la operación permitirá aumentar la liquidez de la empresa en 48.8 millones de dólares.

"Estamos increíblemente emocionados de agregar el Hyatt Zilara Riviera Maya a nuestra cartera de resorts administrados, junto con nuestros otros resorts Hyatt All-Inclusive que definen su categoría", dijo Bruce Wardinski, presidente y director ejecutivo de Playa Hotels & Resorts. 

Playa Hotels & Resorts NV es un operador y desarrollador de resorts todo incluido que elige destinos vacacionales populares en México y el Caribe para sus complejos. 

Actualmente es dueño de 22 resorts, que en total suman 8,366 habitaciones, ubicados en México, Jamaica y República Dominicana. 

La pandemia de COVID-19 y las medidas de confinamiento social y restricciones de viaje impactaron adversamente en la industria de viajes y hotelería global. 

Tras los cierres temporales de los complejos de Playa Hotels & Resorts, finalmente todos habían reabierto en marzo, a excepción del Capri Resort. 

“La suspensión de operaciones en nuestros resorts y la ocupación severamente reducida en los resorts que han reabierto han tenido un efecto adverso significativo en nuestra liquidez, con 200.4 millones de dólares en efectivo disponibles al 31 de marzo de 2021”, señaló la firma.

En el último año, Playa Hotels & Resorts tuvo una pérdida antes de intereses e impuestos y redujo sus ingresos en un 72%, a 172 millones de dólares.