Las eficiencias en gastos, de -36% en los de operación de inmuebles y -59% en los corporativos, contribuyeron a que NOI disminuyera moderadamente y que el EBITDA lo hiciera -3.6% anual.

1 No me gusta0

El avance en la estabilización del portafolio de propiedades y la reducción de gastos instrumentada permitieron que Gicsa tuviera un segundo trimestre de 2020 defensivo, en medio de la pandemia, a pesar de los apoyos que la empresa determinó para sus arrendatarios.

Debido a los apoyos que la compañía realizó, que en promedio son 50% de descuento de la renta fija de abril a junio, los ingresos totales de las propiedades reportaron una contracción de -11% en el segundo trimestre (2T20) respecto al mismo trimestre del año previo; tanto el ingreso total proporcional como el ingreso operativo neto (NOI) se contrajeron 7% anual, respectivamente.

En su informe trimestral a inversionistas a través de la Bolsa Mexicana de valores, la compañía indicó que "a la fecha se han firmado cerca de 800 convenios, 340 están próximos a firmarse y se han enviado 140 notificaciones, que en promedio corresponden al 50% de descuento de la renta fija de abril a junio y que está sujeto a la regularización de sus adeudos y al cumplimiento de sus obligaciones en los meses subsecuentes del 2020”.

También destacó su estrategia para disminuir su nivel de deuda corporativa, en abril realizaron la compra de 5 millones de títulos de la emisión GICSA 19, con lo que el saldo insoluto de la emisión GICSA 19 quedó en mil 591 millones de pesos (mdp) desde un monto original de 2 mil 500 mdp; cancelaron anticipadamente coberturas de tasa de interés; y el pasado 21 de julio se acordó con Goldman Sachs la cancelación del crédito puente (Interim Loan) asignado al portafolio de 9 propiedades, con este acuerdo se disminuye la deuda por un monto de Ps. 2,750 millones.

Un análisis sobre el reporte de Gicsa de la casa de bolsa Banorte, indicó que el reconocimiento de un deterioro en el valor de sus propiedades por 127 mdp y un incremento de 158.3% en el pago de intereses, por el aumento del apalancamiento, tiraron la utilidad neta 66.7% anual a 160 mdp. “Pese al impacto de lleno de la pandemia, las cifras de GICSA superaron nuestras expectativas, gracias a una mayor contribución del portafolio en estabilización y reducciones de gastos”, señaló el análisis.