En México, la firma adecua 26 edificios, con el objetivo de cumplir con protocolos nacionales e internacionales de protección y seguridad, que den tranquilidad y confianza a los más de 25 mil miembros en el país.

0 No me gusta0

A fin de convertir edificios de trabajo en lugares seguros en la era post COVID-19, WeWork estructuró un plan del ‘Futuro del lugar de trabajo’, centrado en el distanciamiento profesional, la limpieza y la señalización conductual; con lo que hará adecuaciones en sus más de 600 edificios a nivel global, incluidos los que tiene en México.

En México, adecua 26 edificios, con el objetivo de cumplir con protocolos nacionales e internacionales de protección y seguridad, que den tranquilidad y confianza a los más de 25 mil miembros en el país. Por lo que reforzará la sanitización con rutinas de limpieza en áreas de alto tránsito, y los sistemas de climatización se llevarán a cabo en horarios extendidos para proveer aire más fresco y limpio.

También priorizará los espacios personales, rediseñando la distribución de salas de reuniones y áreas comunes para mantener la sana distancia; además del uso de gel antibacterial y señalización pensada estratégicamente para mantener la higiene personal y de los espacios. Para lograrlo, indicó la firma en un comunicado, ha tomado la experiencia de otros países, como China, donde WeWork cuenta con más de 100 edificios.

“En aquella región se instalaron sistemas de HVAC (Heating, Ventilation and Air Conditioning), un sistema de climatización que tiene como objetivo proporcionar un ambiente interior cuya temperatura, tasa de humedad y purificación del aire sean cómodos, haciendo que el aire fluya constantemente e incluso ayuda a eliminar las impurezas del aire, permitiendo brindar un entorno de seguridad”.

Sandeep Mathrani, director general de WeWork, comentó en una entrevista con CNBC, que ante la actual situación económica y derivado de la preocupación de quienes rentan espacios de oficinas, la compañía ha pagado alquiler de más del 80% de sus locales en abril y mayo; justo en el momento en el que el brote del virus se estaba propagando de manera importante. "Creo en la economía de goteo, si dejo de pagar mis alquileres, los propietarios no pueden hacer liquidar sus hipotecas y se puede convertir en un efecto dominó”, dijo el directivo.