Tendrán una capacidad 450 plazas para viajeros sentados y circularán a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

5 No me gusta3

Los consorcios CAF y Alstom presentaron propuestas para la adquisición de 42 trenes que deberán atender la demanda de pasajeros del Tren Maya, cuyo fallo lo dará a conocer el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) el próximo 26 de mayo.

CAF México y Rubau México presentaron una oferta de 37,453 millones 811,999 pesos. Mientras que Bombardier Transportation México, Alstom Transport México, Gami Ingeniería e Instalaciones, Construcción Urales y Construcciones Urales Procesos Industriales, de 36,563 millones 731,221 pesos.

“La emisión del fallo será el próximo 26 de mayo, una vez que Fonatur haya analizado cada una de las propuestas recibidas en esta licitación pública internacional abierta”, sostuvo el fondo respecto a la licitación pública internacional abierta.

Los componentes licitados son la adquisición, prueba y puesta en marcha de 42 trenes, la adquisición, equipamiento, prueba y puesta en funcionamiento de sistemas ferroviarios necesarios. Así como el diseño, construcción y puesta en servicio de infraestructura para su equipamiento tales como puestos de control.

También el diseño, construcción y equipamiento de talleres de mantenimiento y cocheras necesarios para el resguardo y conservación de los trenes. Y la prestación, por parte del proveedor, de un servicio postventa relacionado con la conservación y el óptimo funcionamiento de los equipos.

De acuerdo con las bases de licitación, los trenes deberán ser aptos para circulaciones tipo regional (servicio Cancún-Tulúm) y de largo recorrido, por lo que las unidades deberán ser duales idénticos o eléctricos, serán de piso alto y con pasillo de intercirculación entre coches.

Tendrán  una capacidad de al menos 450 plazas para viajeros sentados, una cabina de conducción en cada extremidad, circularán a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, contar con sistema de radiocomunicaciones y de una red inalámbrica de alto ancho de banda, entre otras características.

Asimismo, estarán diseñados para funcionar de forma satisfactoria en caso de precipitaciones intensas, e impedir la entrada de agua o cualquier elemento de polución, en el interior de sus equipos, además, deben limitar la acumulación de agua que puede conducir a puestas en tensión intempestivas de equipos.