La industria manufacturera del país frenó sus motores de crecimiento; la cancelación del NAIM debilitó la demanda de productos metálicos.

Durante el cuarto trimestre del año pasado, la industria manufacturera nacional frenó sus motores de crecimiento en todas las regiones del país, principalmente en la zona centro, que resintió los efectos de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Con base en el reporte de economías regionales de Banxico, los últimos tres meses de 2018, las manufacturas en la región centro retrocedieron 1.88% con respecto al trimestre anterior; en el norte, centro-norte y sur, las caídas fueron de 0.29, 1.48 y 1.51%, respectivamente.

De acuerdo a la opinión de los directivos empresariales de la región que incluye a la capital del país y el Estado de México, la disminución en la actividad respondió a una reducción en la demanda de productos metálicos en la industria de la construcción, asociada a la cancelación del NAIM.

Empresarios encuestados por Banxico consideran que en los próximos 12 meses aumentará la demanda por bienes y servicios, considerando proyectos gubernamentales como el Tren Maya en el sur de país. Si bien la expectativa es positiva, es menor que la observada en otros trimestres, lo cual contrasta con la confianza del consumidor que ha arrojado niveles récord.

Con información de El Heraldo.