Según la Asociación de Bancos de México (ABM), este tipo de hipoteca ha ido evolucionando en el país y aún no tiene los alcances que hay en otras regiones.

0 No me gusta0

El término hipotech o tecnología hipotecaria está ganando cada vez más aceptación, ya que el término se refiere a las hipotecas digitales.

Es un tema que se ha venido desarrollando en Europa desde hace varios años, pero la pandemia vino a acelerar sus avances y la tendencia llega con fuerza a Latam.

¿Qué es?

Una hipoteca digital es un sistema a través del cual puedes hacer la búsqueda y contratación de una hipoteca por medios digitales sin necesidad de acudir a los bancos.

Esta modalidad no es nueva, pero tuvo un crecimiento importante tras la pandemia y las medidas de confinamiento que se adoptaron en distintos países.

Los gestores de estas hipotecas online son brókers hipotecarios que fungen como intermediarios entre los clientes y las instituciones financieras y en México existen diferentes empresas fintech que se han especializado en esta modalidad. 

Qué pasa en México

Según la Asociación de Bancos de México (ABM), este tipo de hipoteca ha ido evolucionando en el país y aún no tiene los alcances que hay en otras regiones.

Lo que es un hecho es que cada vez es más aceptado el uso de reconocimiento biométrico y otras herramientas del mundo digital para autenticar la identidad personal.

De acuerdo con los analistas del sector, es probable que en poco tiempo las hipotecas digitales ganen terreno en las preferencias de los usuarios, además que están ganando terreno en el segmento confianza para la realización de trámites comerciales digitales.

Algunas ventajas al contratarla son:

  •  Ahorrar tiempo en tramitología.
  • Realizar gestiones desde la comodidad de tu hogar.
  • Tener un canal directo de contacto con atención inmediata.
  • Poder elegir dónde y cómo recibir informes sobre los créditos.
  • Consultar tus dudas por diferentes canales de comunicación email, chats, etc.
  • Contribuir al cuidado del planeta al utilizar menos papel.

“El trámite que no se puede obviar es el de hacer firmas finales ante notario, y también, que la asesoría de un profesional durante todo el proceso hará más sencilla la solución de cualquier problema o eventualidad que se presente. Los avances tecnológicos siempre son bienvenidos cuando facilitan la vida, pero el factor humano seguirá siendo relevante en todo momento”, finalizó Alejandro García del Río, director de Marketing de Inmuebles24.