|  

Los cambios en las dinámicas de trabajo por la crisis sanitaria, propició que las empresas implementen herramientas tecnológicas que hagan de las oficinas espacios modernos, inteligentes y eficientes.

1 No me gusta0

Para ello se ha apoyado en la inteligencia artificial, aplicaciones de machine learning o hasta Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que han impactado los procesos, el marketing y sin duda la gestión de los espacios.

 

Hay una nueva generación de soluciones que son sencillas de utilizar y traen resultados positivos en términos de eficiencia y productividad, además son tan sencillas de utilizar que pueden controlarse a través de una app en el smartphone.

 

De esta forma, los colaboradores pueden desde su celular gestionar sus tiempos en salas de juntas, consultar los horarios para quienes trabajan de forma mixta (home office-presencial), reservar estacionamiento en fechas y horarios determinados, entre muchas otras cosas que van más allá de la movilidad en el espacio corporativo.

Pero la tecnología va mucho más allá. La empresa Parso describe algunas formas en las que se puede aprovechar las nuevas tecnologías  para mejorar los entornos de trabajo:

Movilidad y agilidad. Ante los nuevos esquemas de trabajo, la gestión de espacios es clave para los colaboradores. Muchas oficinas optaron por oficinas con menor aforo o incluso horarios escalonados, para aplicar estas modalidades de forma eficiente se requiere de herramientas tecnológicas que apoyen a las empresas.

Empresas más verdes. Además de mejorar la productividad de los empleados, IoT puede ayudar a las empresas a utilizar de manera eficiente sus recursos y reducir sus gastos innecesarios. Las tecnologías como la iluminación inteligente también se pueden utilizar de diferentes formas para mejorar el lugar de trabajo. Se puede programar para conocer los horarios del usuario y habilitar sensores de movimiento.

Coordinar operaciones. La tecnología de IoT es capaz de recopilar grandes cantidades de datos que las empresas podrían usar para mejorar o cambiar la forma en que manejan y operan el trabajo para que sea más efectivo. Por ejemplo, puede utilizar sensores inteligentes para localizar qué salas están llenas o en uso en un momento determinado del día, lo que le permite saber qué salas están vacías para que pueda programar reuniones.

 

Hoy en día este tipo de soluciones digitales, facilitan la transición a un esquema de trabajo híbrido, y ayudan a crear un entorno sin fricciones, al mismo tiempo que se preocupan por la salud y bienestar de los colaboradores en tiempos de incertidumbre.

 

Precisamente Parso desarrolló un software especializado en la gestión de espacios de oficina y estacionamiento, así como registro de visitas y administración de límites de ocupación.