La emisora acudió al extranjero para hacer la emisión, convirtiéndose en la primera empresa en su tipo en realizar esta operación fuera de México. Los recursos serán para refinanciar deuda.

14 No me gusta11

Inmobiliaria Vesta debutó en el mercado internacional de bonos sostenibles, convirtiéndose así en la primera empresa de bienes raíces en emitir un bono vinculado a temas ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) fuera de América Latina y en la primera compañía mexicana del sector en ser calificada con grado de inversión por parte de S&P, una agencia calificadora de riesgo crediticio.

La desarrolladora inmobiliaria del sector industrial, informó en un comunicado, que recibió financiamiento por 350 millones de dólares de inversionistas extranjeros con la venta de bonos sostenibles, dichos recursos los usará para refinanciar alrededor de 250 millones de dólares.

La deuda temática se colocó a un plazo de 10 años y a una tasa de interés de 3.625%. Destacó el hecho de que la oferta registró una sobredemanda de 3.4 veces respecto al monto colocado.

“Cerramos el bono con una amplia gama de inversionistas globales verdaderamente sobresalientes, lo que es una afirmación más de la continua confianza de la comunidad financiera en nuestra solidez financiera, estrategia y capacidad para cumplir con nuestros objetivos. Con esta oferta pública global, tenemos la mejor estructura de capital de su clase en la industria de bienes raíces para impulsar el crecimiento futuro de nuestra Compañía en el emocionante entorno del mercado actual", dijo Lorenzo Dominique Berho, director general de Vesta.

En el comunicado, la empresa dijo que los recursos netos de la emisión “se utilizarán para prepagar la deuda existente, extendiendo el perfil de vencimiento sin amortizaciones importantes hasta 2026”.

Según lo reportado por la empresa, hasta marzo su deuda ascendía a 839.80 millones de dólares, de dicho monto 792.50 millones de dólares correspondía a pasivos con vencimiento de largo plazo.

Los papeles recibieron la calificación crediticia de BBB- por parte de S&P Global Ratings y Baa3 de Moody's, niveles que se encuentran en el último escalón del grado de inversión.

“La calificación refleja la presencia geográfica de Vesta en regiones que generan cerca del 60% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, su portafolio lo convierte en uno de los mayores participantes en la industria, su base de clientes sin mayor concentración en un solo inquilino”, expuso Moody’s en su análisis.

Destacó que la empresa ha generado históricamente alrededor del 85% de sus ingresos en dólares estadounidenses, lo que proporciona una cobertura natural y minimiza el riesgo cambiario.

“La transacción se anunció en conjunto con el Marco de Bonos Vinculados a Sustentabilidad de Vesta, que fue verificado por DNV Business Assurance, un experto independiente en aseguramiento y gestión de riesgos”, dijo Vesta en el comunicado.

La desarrolladora inmobiliaria es dueña de un portafolio de 189 propiedades ubicadas dentro de parques industriales en 15 estados de la República Mexicana, con una superficie total arrendable de 2.93 millones de metros cuadrados.