Además, el segmento muestra altos niveles de desocupación, debido a que la pandemia interrumpió sus actividades.

3 No me gusta1

De acuerdo con un estudio, el Industrial Real Estate de Querétaro muestra una baja demanda de espacios, además de altos niveles de desocupación, debido a que la pandemia interrumpió actividades del segmento.

Al concluir el primer trimestre del 2021 (1T21), la absorción estuvo impactada por la desocupación de 16,000 metros cuadrados (m2) que se localizaban sobre el corredor México-Querétaro.

El segmento industrial es el único a nivel nacional que reporta números de absorción neta negativa en tres trimestres, expuso un reporte reciente de Solili.

Y aunque al finalizar marzo, la demanda fue inferior a la del trimestre pasado, no puso ser superior a los volúmenes de desocupación.

La demanda también mostró una caída significativa en el último año, de 72.7%, al descender de 55,000 m2 en el 1T20 a solo 15,000 m2 en el 1T21.

Pablo López, director de Investigación de Mercado de Solili, dijo que “estamos teniendo altos volúmenes de desocupación en Querétaro, estamos reportando bajos niveles de demanda o muy inferiores a los que reportábamos en periodos prepandemia”.

En México, Querétaro es uno de los mercados con mayor disponibilidad en el segmento industrial, contando con un inventario de 5 millones 106,782 m2, una superficie vacante de 335,850 m2.

“Tenemos una tasa de vacancia aún sana; sin embargo, es uno de los mercados que cuenta con la mayor disponibilidad a nivel nacional, junto con Guanajuato”, expuso el directivo.

Los desarrolladores continúan gestando proyectos en la entidad, construyendo espacios especulativos, fenómeno que potencia la tasa de vacancia, la cual se ha duplicado en el último año.

El mercado queretano escaló de una tasa de vacancia del 3.3% en el 1T20, en el periodo prepandemia, a 6.6% en el primer trimestre del año actual.

Las condiciones que muestra el mercado inciden en que se cuente con una oferta mayor y diversificada, aunque también la superficie edificada no es absorbida.

En tanto, los precios están estables, pero con una ligera tendencia a la baja en el último trimestre, registrando al primer trimestre un precio en renta mensual de 3.90 dólares por m2.

Pese a este entorno, se prevé que mejoren las condiciones del mercado local, ya que se anticipa el arribo de proyectos de inversión, cuya instalación generará una mayor demanda de superficie industrial.