En 10 años ha recaudado un total de 121,000 millones de pesos en los mercados de capital y deuda, tanto en México como en el extranjero, un 45% de todo lo que han levantado los restantes 15 fibras que componen este segmento de inversión en México.

38 No me gusta3

El director general de Fibra Uno (FUNO), André El-Mann Arazi, consideró que este es el momento oportuno para apoyar a México y de seguir invirtiendo, creando empleos, por lo que siguen apostando en el desarrollo inmobiliario del país.

“Hay gente que está esperando, que está guardando sus fichas, nosotros al contrario, estamos aventando el resto, creo que ahora es el momento de apoyar al país, de meterle inversión, de generar empleo porque es lo mejor para México”, sostuvo el directivo al celebrar su décimo aniversario de estar cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Nosotros estamos avanzando con todos nuestros proyectos, invirtiendo todo el dinero que tenemos programado y hasta lo que no tenemos programado en desarrollo para generar nuevos empleos", manifestó el directivo al celebrar su décimo aniversario de haberse listado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En un evento virtual reiteró que a pesar de las crisis económicas como la actual, Fibra Uno continua aprovechando las oportunidades y está avanzando con todos sus proyectos de desarrollo en los sectores industrial, oficinas y comerciales. 

André El-Mann explicó que a 10 años de su lanzamiento como el primer fideicomiso de inversión en bienes raíces (Fibras) en México lo que queda hacia adelante es seguir creciendo y lo harán buscando financiamiento a través del mercado de duda, básicamente.

Tenemos una previsión de no salir a buscar capital, pero podemos salir por deuda y es lo que vamos a hacer, vamos a usar todos los recursos que podamos atraer para poder seguir creciendo”, puntualizó. 

FUNO, que actualmente cuenta con 661 propiedades y 10.8 millones de metros cuadrados de espacio rentable en oficinas, centros comerciales, naves y bodegas industriales, ha recaudado un total de 121,000 millones de pesos en los mercados de capital y deuda, tanto en México como en el extranjero, cantidad que representa un 45% de todo lo que han levantado los restantes 15 fibras que componen este segmento de inversión en México.

Atraerá a inversionistas retail

El director general de Fibra Uno dijo que uno de sus objetivos en esta etapa de crecimiento del fideicomiso es atraer su base de inversionistas a personas físicas y morales mexicanos, por lo que buscarán “promover correctamente” las inversiones en Fibras porque uno de los atractivos es que pagan dividendos (o hacen distribuciones) cada trimestre.

“Hoy no tenemos en nuestra base de inversionistas a muchas personas físicas o morales mexicanas normales. (De todos los inversionistas de FUNO) el 21% son mexicanos, de los cuales el 15% son fondos de pensiones, es muy poquito, deberíamos tener más”, consideró.

El-Mann Arazi explicó que “deberían tener acceso a capital para seguir creciendo”, sin embargo, no lo tienen porque el valor de sus papeles está por debajo del valor de sus propiedades, por lo que una vez que se acerque al precio en libros entonces irán por capital para seguir con su expansión. 

En su intervención, el director general adjunto de FUNO, Gonzalo Robina, explicó que el precio de sus certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFIs) que cotizan en la BMV, se negocia en 25 pesos cuando su valor en libros es de 42 pesos.

“Definitivamente el precio del CBFI está subvaluado, pero no es un efecto exclusivo de Fibra Uno, el sector en general, es la oportunidad que estamos representando, el atractivo es meterle a un sector como este que es más estable (...) Todavía hay una muy larga  carrera entre los 25 pesitos para llegar a los 42 pesos a los que debe estar valiendo”, expuso Robina.

Incluso por el descuento que presentan actualmente los papeles de FUNO en Bolsa le ha apostado a la recompra de sus CBFI.

Pocas ofertas en el mercado

Acerca de las nuevas ofertas en el mercado inmobiliario en México, André El-Mann dijo que “no hay ofertas todavía porque la gente no quiere soltar las cosas”. Incluso dudó si podrían presentarse oportunidades.

Entonces dijo que en el sector de oficinas tuvieron apenas una caída de 3% en la ocupación de oficinas, mientras que en el segmento industrial aumentó (sin especificar en qué porcentaje) y en comercial bajó un 4 por ciento.

Destacó que en este primer trimestre del año sus ingresos crecieron 4% en comparación con el mismo periodo del 2020, a pesar de las ayudas que proporcionó a sus inquilinos por la crisis sanitaria.

“Les ayudamos a los (inquilinos) dándoles descuentos, pero es lo que corresponde hacer. Estamos juntos y vamos hacia adelante. Yo les ayudé a que ellos salgan adelante, para que su negocio sea viable otra vez. Yo quiero que me paguen renta en los próximos 10 años y no dudes que en otros 10 años venga otra crisis o en ocho o en 12, así es, así funciona”, expresó el director general de FUNO.