Este incremento estuvo acompañado de un alza importante en la tasa de desocupación, que se situó en 21.4%,  equivalentes a 1.6 millones de metros cuadrados de oficinas disponibles.

6 No me gusta2

El comportamiento comercial del mercado de oficinas de la CDMX al primer trimestre de este 2021  (1T21) continúa con la inercia y presentó cifras discretas con tasa de disponibilidad que aumentó a 21.4%, alcanzando niveles de sobreoferta.

De acuerdo al reporte elaborado por la división de Investigación de Mercados de Newmark, el inventario de oficinas clase A y A+ volvió a incrementarse durante, al punto de casi alcanzar la marca de 7.5 millones de metros cuadrados de área rentable para este segmento.

Este incremento estuvo acompañado de un alza importante en la tasa de desocupación, que se situó en 21.4%,  equivalentes a 1.6 millones de metros cuadrados de oficinas disponibles.

A pesar que la actividad fue superior a los dos trimestres anteriores – con 77 mil 870m² ocupados durante el primer trimestre de este año -, las desocupaciones opacaron esta recuperación y, junto con la superficie entregada, la absorción neta cerró en -188 mil 972 metros cuadrados.

“Al cierre del 1T21, todos los corredores de oficinas de la CDMX tienen tasas de disponibilidad de sobreoferta, a excepción de Bosques y Lomas Palmas. Podemos decir que los corredores que más metros cuadrados disponibles aportan a esta sobreoferta son Norte, Santa Fe e Insurgentes Sur, que suman casi el 55% (880 mil 303m²) de la superficie total. El segundo grupo de corredores que concentran el 30% de la vacancia total del mercado son Polanco, Reforma y Periférico Sur. Esto resulta en la tasa 21.4% para toda la ciudad, cifra que está por encima de los niveles de estabilidad para el mercado de oficinas”, argumentó Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de Newmark.

Desde hace varios años, el inventario de oficinas de la CDMX ha crecido de manera ininterrumpida con el paso de los trimestres y este no fue la excepción e ingresaron al mercado 53 mil 824 m² ubicados en 9 nuevos edificios que estaban en etapa de construcción, localizados principalmente en los corredores Insurgentes, Polanco y Periférico, aunque también Lomas Palmas y Norte tuvieron actividad en este rubro.

Con lo anterior, se acerca a la marca de los 8 millones de metros cuadrados de área neta rentable de oficinas que muy probablemente se romperá para finales de 2021.

Un fenómeno durante la pandemia, es la terminación de edificios en construcción que no inician operaciones, por la baja ocupación en el mercado, que lleva a los propietarios y administradores a terminar la obra pero posponer la ocupación ya que el costo de operación del inmueble es muy similar independientemente de su grado de ocupación. Entre menos inquilinos haya en el edificio, implica costos más altos para los propietarios y administradores.

“En contraparte, una buena señal que el mercado mostró durante al 1T21 fue que prácticamente todos los corredores tuvieron alguna ocupación y sumaron casi 80 mil metros cuadrados de absorción bruta total. La mayor cantidad tuvo lugar en los submercados Polanco e Insurgentes, seguidos por Periférico Sur. Sin embargo, las desocupaciones durante el trimestre tuvieron una cifra récord (más de 200 mil metros cuadrados) que tuvieron lugar en los corredores Insurgentes, Reforma y Norte, pero Santa Fe y Polanco también presentaron este fenómeno”, señaló Iván Solano, director del sector oficinas de Newmark.

En cuanto a los precios, se siguen presentando movimientos constantes. Para finales de marzo, el precio de salida de las oficinas corporativas en Ciudad de México se redujo 0.32 dólares/m²/mes, en comparación al cierre del período anterior. Se estima que el año transcurrirá de la misma manera, con altibajos.

“Las últimas predicciones del Banco de México (Banxico) sitúan el crecimiento de la economía mexicana entre 3.5 y 3.7% para 2021. Esta perspectiva ha permitido a empresarios recuperar parte de sus operaciones, por lo que las proyecciones que tienen de su desarrollo interno también han mejorado. Sin embargo, el futuro de la inversión privada dependerá de la regulación del outsourcing, la reforma fiscal y la resolución del tema energético”, finalizó Giovanni D´Agostino.