Logró una utilidad neta de 10.0 por ciento sobre ingresos, a pesar de la pandemia y en concordancia con sus proyecciones de hace seis meses.

1 No me gusta0

Durante el tercer trimestre del año (3T20) del año, Vinte generó un flujo de efectivo de la operación (EBITDA) de 172 millones de pesos (mdp), para un acumulado de 371 mdp en los últimos seis meses.

Según el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, los ingresos lograron mantenerse en línea con el 3T19 y crecieron 12.7% comparado con el 2T20, con un margen EBITDA de 17.3 por ciento.

Con lo que logró una utilidad neta de 10.0% sobre ingresos, a pesar de la pandemia derivada del COVID-19 y en concordancia con sus proyecciones de hace seis meses.

En el periodo de referencia, escrituró 985 viviendas, con un precio promedio 7.7% mayor al 3T19, con lo que obtuvo los mismos ingresos que en el 2019. En el 3T20 escrituró mil 067 viviendas.

Asimismo, la firma mexicana logró mil 050 contratos de compra-venta, para un aumento del 11.2% comparado con el mismo trimestre del 2019.

En tanto que las ventas brutas aumentaron 12.0% en las últimas ocho semanas, acumulando un inventario de mil 175 clientes posibles al inicio del tercer trimestre para escriturar en el cuarto.

Cabe indicar que Vinte reportó ingresos de 922 mdp, una ligera disminución del 0.8% respecto al mismo periodo de 2019.

De julio a septiembre, redujo su deuda bruta en 282 mdp, y la deuda neta en 141 mdp, con una disminución de 380 y 290 mdp, respectivamente.

Sergio Leal Aguirre, presidente ejecutivo de la inmobiliaria, señaló que pese a la situación retadora, “seguimos mandando señales de confianza, con acciones que impulsen el empleo en todos nuestros proyectos; generando ahorros y flujo positivo”.