|  

Los precios de las materias primas de la construcción viven la parte baja de su ciclo, al ubicarse al arranque del 2024 por debajo del 3.0 por ciento.

2 No me gusta1

 

Durante el periodo 2020-2022 se observó un rápido y fuerte incremento en los precios de los materiales de la construcción, derivado de diversos factores, entre ellos, los problemas logísticos globales y el incremento de los energéticos; ahora se experimenta una circunstancia distinta.

 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los precios de los insumos de la construcción medidos a través de los precios productor, en enero de 2024 se incrementaron a una tasa anual de 2.72 por ciento.

 

Comparativamente, en enero de 2023 crecían a un ritmo anual de 8.21%, pero un año atrás, enero de 2022, repuntaban a una tasa anual de 15.9 por ciento.

 

 

A pesar de tan buen desempeño anual, en enero los precios productor de la construcción avanzaron 1.54%, siendo el mayor incremento en el primer mes del año de todo el sector industrial.

 

Durante los dos años previos, la presión que se observó en los precios de los materiales para la construcción repercutieron adversamente en los costos de construcción de nuevas edificaciones y por lo tanto, en sus precios de venta.

 

Al reducirse el ritmo de crecimiento en los insumos de la construcción, podría relajarse el incremento en los costos de la construcción de nuevas edificaciones y por lo tanto, se debería experimentar un menor aumento de los precios de venta durante el año en curso.