|  

Debido a la inestabilidad económica en la región y, por lo tanto, en la construcción, se limita la inversión pública y privada.

4 No me gusta0

 

Actualmente, la ‘salud’ económica de la industria de la construcción en Latinoamérica es inestable, sobre todo porque la mayoría de los países de la región también experimentan una inestabilidad en todos sus sectores, lo que genera que las inversiones de alto impacto en infraestructura pública y privada se limiten.

Por lo que hoy en día, los proyectos sociales son los que estabilizarían a la industria de la construcción en LATAM, particularmente en materia de vivienda social, que es el déficit que se vive en esta parte del continente americano, señaló Robinson Fuentes, CEO de Calidad Cloud.

En entrevista con Real Estate Market & Lifestyle, el directivo de la proptech mencionó que en Chile y Perú el déficit habitacional es casi un 13% mayor que el del año anterior, un dato que indica que esta problemática va aumentando en la región.

 

 

“Es decir, los países no están logrando construir al ritmo que la población crece, por lo que con esta estabilidad económica es probable que en los siguientes años siga creciendo el déficit de vivienda”, convirtiéndose en uno de los desafíos más grandes que enfrenta la industria de la construcción.

 

“El desafío mayor de la industria y el de la economía latinoamericana está en reducir los costos de construcción considerando la tasa productiva que hay, la producción también ha bajado considerablemente por la falta de mano de obra”, explicó el también  cofundador de la empresa chilena.

 

En este sentido, la construcción 4.0 se enlaza notablemente en el mercado de la construcción y muchas veces su incorporación es apoyada por las autoridades de las diferentes naciones, como la tecnología BIM (Building Information Modelling) en Colombia, Chile, Perú.

 

A su vez, la industria de la construcción en la región tiene que generar una estabilidad en la fuerza laboral y en los ingresos de la misma.

 

La intención es digitalizar el desarrollo del preproyecto con ingeniería anticipada para construir de mejor manera a fin de reducir costos y mejorar procesos, además de tener a la mano información más clara, así, la construcción 4.0 y el apoyo de software mejoran también la tasa productiva mundial en cualquier país.

Añadió que es muy difícil que un hijo de un maestro albañil quiera laborar en la construcción porque ya no hay grandes incentivos, además, aún está pendiente la profesionalización de la fuerza de trabajo, puntos clave si se toma en cuenta que la tasa laboral de los países en esta industria es superior al 15 por ciento.

Integrar a los maestros albañiles al uso de las nuevas tecnologías es otro desafío mayúsculo para la industria, por lo que se hace cada vez más necesario integrar mandos de nivel medio hacia abajo porque “creo que la única manera de incentivar que lleguen nuevas generaciones y con más ganas de trabajar.

 

 

“Porque saben que es una industria que los va a profesionalizar y va a mejorar su oficio de una forma ordenada y cíclica”, en donde los diversos programas de capacitación de la Industria Privada o del gobierno son importantes, pues es notorio el interés por profesionalizar la mano de obra.

Calidad Cloud espera crecer en México en los próximos dos o tres años, incluso que sus operaciones sean mayores que en los otros países latinoamericanos donde tienen presencia, para lo que “empujarían una contratación alta y una inversión similar” en la industria de la construcción y en la inmobiliaria.

Su distintivo, dijo Fuentes, es que conocen a la industria latinoamericana, a diferencia de aquellos software que llegan a países de la región pero que son concebidos en el mercado estadunidense o europeo, esto, marca una diferencia en el flujo de trabajo.