|  

Se trabaja con los ayuntamientos de Valladolid, Escárcega, Calakmul, Campeche, Palenque y Maxcanú en la elaboración e implementación de programas.

1 No me gusta0

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) avanza en la actualización y creación de instrumentos de planeación urbano-territoriales en la ruta del Tren Maya, en los estados del sureste.

Para ello, el fondo trabaja con los ayuntamientos de Valladolid, Escárcega, Calakmul, Campeche, Palenque y Maxcanú para avanzar en la elaboración e implementación de Programas municipales y parciales de desarrollo urbano (PMDU). 

Por otra parte, también se dan los insumos técnicos para la conformación de estos instrumentos en Tulum, Bacalar y Mérida, mencionó el fondo en un comunicado. 

Mientras que para Cancún, Chetumal, Felipe Carrillo Puerto, Calkiní, Othón P. Blanco, Puerto Morelos, Playa del Carmen y Puerto Aventuras, emitió comentarios y recomendaciones técnicas.  

El objetivo es sentar las bases para el desarrollo conjunto de los procesos en materia de planeación territorial, desarrollo urbano y medio ambiente. 

“Complementando la formulación de los programas regionales, para procurar que se realicen de acuerdo con las disposiciones aplicables en materia nacionales e internacionales, para consolidarse como una buena práctica”.

Junto a ONU-Habitat y el Instituto Nacional del Federalismo y Desarrollo Municipal (INAFED) se capacitó a 219 personas funcionarias municipales de todo el sureste.

Se impartieron conocimientos y habilidades técnicas para la elaboración, ejecución,  evaluación  e  implementación  de  instrumentos  de  planeación  urbana. 

Considerando  los lineamientos  simplificados  para  la  elaboración  de  Planes  o  programas  municipales  de desarrollo  urbano,  los lineamientos de la Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial. 

Así como el Plan de prosperidad compartida en el sureste de México a través del desarrollo del proyecto Tren Maya y la legislación vigente para la planeación urbano-territorial. 

Entre los usos de suelo contemplados en estos instrumentos se encuentran usos mixtos que incluirán espacios públicos, áreas verdes, movilidad sostenible, equipamiento.

Además de servicios e infraestructura, aprovechando este proceso como motor impulsor de desarrollo económico, social sostenido e inclusivo de protección al medio ambiente.