Debido a la detención de permisos por parte de la CRE, lo que también pausa las inversiones y los empleos en el sector.

3 No me gusta1

La construcción de gasolineras en México presenta una contracción de 75% de 2020 a lo que va de este 2021, debido a la detención de permisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

La Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicio (AMPES) mencionó que muchas nuevas construcciones se detuvieron, lo que se sumado a la falta de permisos, afecta al sector.

Mientras en el 2019 la CRE autorizó más de 400 permisos, en el año en el que comenzó la contingencia sanitaria se aprobaron solo 92 y en este año van 105.

Las cifras contrastan con las de años anteriores, pues en el 2018 se otorgaron 416 permisos, en el 2019 se dieron 407, e incluso, en el año pandémico de 2020 se entregaron 175.

No es solo la retención de la construcción, ya que al no haber gasolineras, máquinas dispensadoras, bombas y tuberías, se convierte en un cíclico que arrastra al sector.

La AMPES confía en una perspectiva más alentadora para el sector en el siguiente año, ya que la CRE en sus últimas sesiones reactivó la aprobación de permisos a gasolineros.

E indica que son casi 1,000 solicitudes de permisos de nuevas estaciones, actualizaciones, modificaciones y cesiones no han sido respondidas por el regulador, equivalentes a 100 millones de dólares en proyectos.

La asociación añadió que además del paro en las inversiones, la lentitud de la CRE provoca que alrededor de 10,000 empleos directos se encuentren en pausa.

Sobre la posible desaparición de órganos reguladores como la CRE o la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), para AMPES lo importante es que haya actividad, aparte de si el órgano es autónomo o no.