“México sigue quemando grandes cantidades de combustóleo mientras Pemex carece de mercados para un combustible tan sucio, con el nacionalismo como argumento”, refiere.

18 No me gusta1

The Globe And Mail, uno de los principales diarios de Canadá, criticó también la política energética del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En un artículo firmado por David Agren, el diario arremetió contra sus poses extrañas:

“En una cumbre climática virtual organizada por el presidente de Estados Unidos Joe Biden en abril, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador hizo un alarde extraño sobre el descubrimiento de tres nuevos campos petroleros. El crudo, insistió, cubriría la demanda interna y no se exportaría. De esa manera evitaremos el uso excesivo de combustibles fósiles’”, señaló.

Al día siguiente, emprendió una gira “por las refinerías de México en varias instalaciones en ciudades gravemente contaminadas por la quema de combustóleo, un combustible hipercontaminante lleno de azufre, que las refinerías ineficientes de México producen en abundancia”.

“El petróleo es la gente. El petróleo es la nación”, dijo en una de las refinerías. “Vamos a rescatar a Pemex” que es la atribulada petrolera estatal.

El diario agregó que “el discurso energético del presidente, aunque arcaico, se basa en una vena profunda de nacionalismo en México (…) y de la expropiación de la industria petrolera en 1938 todavía se ve como una expresión singular de soberanía y orgullo”.

El rotativo agregó que “El gobierno está construyendo una refinería gigante, aumentando la producción de carbón y frustrando las energías renovables. También está presionando para (…) que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), priorice la transmisión de electricidad desde sus propias plantas de energía, a menudo sucias, por delante de la energía solar y eólica de propiedad privada”.  

“No hay nada que puedas señalar con AMLO que me lleve a creer que tienen alguna preocupación o interés en la reducción de emisiones, el clima, la calidad del aire o cualquier cosa. Su principal proyecto energético es una refinería", destacó dijo Jeremy Martin, vicepresidente de Energía y Sustentabilidad del Instituto de las Américas.  

Agrego que AMLO cae frecuentemente en contradicciones cuando habla del cambio climático, ya que en la COP26 en Glasgow, México no firmó ningún compromiso climático internacional.

“Creen que es un problema de los ricos. Realmente no ven el cambio climático como uno de los imperativos sociales de nuestro tiempo. A esta administración simplemente no le importa. Consideran que es un pretexto de otros políticos, un pretexto de los países ricos, que es una postura de los industriales que ahora parecen preocuparse por el medio ambiente”, señaló Montserrat Ramiro, ex directora de la Comisión Reguladora de Energía de México.

AMLO “desprecia las energías renovables, además de la energía hidroeléctrica, que es producida por la CFE. Una vez llamó a la energía limpia un "sofisma" para impedir la participación privada en el sector energético. En un viaje por Baja California, se quejó de que los aerogeneradores a lo largo de la carretera producían ‘contaminación visual’”.

El diario sostiene que su preferencia por el petróleo refleja su crianza en Tabasco, un estado rico en petróleo: “Todo se ha vuelto emocional… mezclado con nociones de soberanía, independencia, honor, nociones de dignidad y xenofobia”, destacó George Baker, analista veterano de Pemex y editor de energia.com.

Para AMLO, “la Reforma Energética de México (…) es comparable con la traición”. 

Queja de Canadá

El rotativo reveló que “El embajador de Canadá en México, Graeme C. Clark, dijo en una carta a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que la política mexicana ‘pone en riesgo la operación y continuidad de los proyectos de energía renovable de las empresas canadienses en México’. Esos proyectos, pertenecientes a Atco, Canadian Solar, Cubico Sustainable Investments y Northland Power, tienen un valor de 450 millones de dólares, según la carta, que fue fechada el 15 de mayo de 2020 y luego publicada en medios mexicanos”. 

Y reafirma una vez más, que los paneles solares en México corren peligro: “Y el control de la CFE sería tan estricto que la instalación de paneles solares para autogeneración podría estar prohibida. Sergio de los Santos utiliza energía eólica en su rancho en Morelos para cultivar hierbas para restaurantes elegantes en la Ciudad de México. Pero le preocupa que con la nueva ley se vea obligado a comprar electricidad a la CFE”.

Mientras tanto, concluye, “México sigue quemando grandes cantidades de combustóleo mientras Pemex carece de mercados para un combustible tan sucio, con el ‘nacionalismo’ como argumento para priorizar la contaminación antes que dar apoyo a las energías renovables”.

Para consultar el texto completo: https://www.theglobeandmail.com/business/article-for-mexicos-lopez-obrador-energy-nationalism-rises-above-all-else-and/