La línea 1 conectará con la Línea 3 del Metro y la Línea 1 del Metrobús, por lo que la autoridad local debe organizar mejor los sistemas de movilidad que alimentarán a las estaciones y la conectividad.

16 No me gusta3

El 11 de julio fue una fecha significativa para la infraestructura urbana de la Ciudad de México (CDM), al inaugurarse la primera línea de Cablebús, de Cuautepec a Indios Verdes, en la alcaldía Gustavo A. Madero, con lo cual se amplían las opciones de movilidad en la capital, que también ofrece una oportunidad para mejorarlas.

Esto, porque la línea conectará con otros sistemas masivos de transporte, como la Línea 3 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, que va de Indios Verdes a Universidad y con la Línea 1 del Sistema de Corredores de Transporte Público de Pasajeros Metrobús, también de Indios Verdes a El Caminero.

Para especialistas, la implementación de transporte masivo en comunidades marginadas como Cuautepec o Iztapalapa, donde construyen la Línea 2 del Cablebús, requiere que las autoridades organicen y regulen los sistemas de movilidad que alimentarán a las estaciones de este transporte.

Es decir, se deben organizar los servicios de movilidad como combis, taxis o mototaxis que lleven a los usuarios de sus viviendas a las estaciones, para evitar un acaparamiento de privados, refirió Giberth García Campoy, fundador del Frente de Organizaciones de Transporte Colectivo y Alternativo (FOTCA).

“El estado debe atender cómo será la repartición del espacio público en las estaciones derivado de la demanda de usuarios que se genere y que podría provocar invasión de taxis, mototaxis o bicitaxis”, dijo García Campoy al periódico Reporte Índigo.

Mientras que Víctor Alvarado, coordinador de Movilidad Eficiente del Poder del Consumidor, señaló el desarrollo de senderos seguros y accesibles a las estaciones del Cablebús como algunos de los pendientes en el mediano y el corto plazo que deben apresurarse alrededor de este proyecto.

“Hay un componente importante que es la ejecución de programas sociales y de revitalización del entorno, es decir, generar atractivos, involucramiento y apropiación de las personas en consecuencia a este proyecto de transporte, ese ha sido el complemento del éxito de los teleféricos en Latinoamérica”, opinó.

Reactivación económica en Gustavo A. Madero

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) estimó que la operación de Cablebús Línea 1 Cuautepec-Indios Verdes propiciará una derrama económica de 1,000 millones de pesos (mdp) durante su primer año de operación, solo en la alcaldía Gustavo A. Madero.

“El Cablebús está generando un aumento en la actividad productiva de la zona, se estima una derrama económica de 1,000 mdp, la creación de 1,200 unidades económicas y la generación de 2,800 empleos para la alcaldía”, señaló Fadlala Akabani Hneide, titular de la secretaría.

El funcionario también consideró que esta línea permitirá la existencia de nuevos negocios y la creación de puestos de trabajo, al tiempo que ayudará a la preservación de 5,546 unidades económicas aledañas a la ruta de recorrido, mismas que actualmente dan empleo a 59,430 personas, ocupadas principalmente en el sector comercio.

Pese a retrasos, ya hay nuevo transporte elevado

Durante la inauguración, Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de CDMX, destacó que la Línea 1 de Cablebús “es la más grande de América, la más moderna”. Mientras que la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) aseguró procesos de construcción de calidad y siguiendo estándares europeos.

Por lo que afirmó “que es un sistema  seguro y confiable para los usuarios”, sobre todo de la zona norte, la dependencia reiteró que realizaron pruebas operativas de 100 horas para obtener la certificación europea, por lo que está garantizada la seguridad estructural y operativa de este nuevo medio de transporte.

Según el gobierno local, la inversión total de la línea de teleférico ascendió a 2,925 mdp, con los cuales se construyeron 52 mil metros cuadrados (m2), que comprenden 62 torres, con altura de 19 y 47 metros, y de las cuales penden 377 cabinas, en las que viajarán 144 mil pasajeros diariamente.

Otro de los beneficios es la reducción del viaje de 9.2 kilómetros (km), pues pasará de 80 minutos a 33, con un ahorro de tiempo de 56%, estimó la Secretaría de Movilidad (Semovi); aludió que el uso del Cablebús reduce 1,700 toneladas de dióxido de carbono al año, una ayuda significativa para el medio ambiente.

Adicional, las autoridades regeneraron 18,000 m2 de áreas verdes, repavimentaron y quitaron baches de varias calles. Y como parte del mejoramiento en el Sistema de Transporte de Cuautepec, se sustituyó la ruta 88 de camiones por la empresa Movilidad Interurbana Integral y Turística, con lo que habrá 108 unidades nuevas.

¿Y si llueve, truena o hay fuertes vientos?

Representantes de la empresa Doppelmayr México y Grupo Indi, que construyeron la Línea 1 del Cablebús, afirmaron que los teleféricos son los sistemas de transporte de personas más seguros que los aviones. Mencionaron que el sistema electromecánico D-Line, es de última generación y hasta ahora único en América.

Konstantino Panagiotou, director general de Doppel Mayr, dijo que la lluvia no provocará mayores problemas en el sistema, debido a que sus funciones continúan a menos de que haya vientos de más de 65 km por hora, y en caso de ocurrir, el servicio deberá suspenderse para evitar cualquier percance y así mantener segura a la ciudadanía.

En los casos de sismos, la Norma Oficial Mexicana contra este tipo de siniestro fue aplicada en la construcción, por lo que se contemplaron las medidas pertinentes para evitar derrumbes. También dijo que se hará una revisión intensa momentos después de un movimiento telúrico para asegurar que no hay daños.

Panagiotou agregó que las cabinas funcionan de manera mecánica, por lo que no se podrán abrir por ningún pasajero durante el trayecto y tampoco es posible que haya un choque entre éstas y además informó que el material del sistema tiene una vida útil de 45 años, publicó El Heraldo de México.

Añadió que el cable que sostiene a las cabinas es de 34 milímetros y además tiene una protección de plástico especial, así como seis cordones extras que impiden que se rompa. Completó diciendo que en 130 años que la empresa austriaca ha desarrollado estos sistemas, nunca se ha roto alguno de estos materiales.

Otros datos relevantes:

-El diseñador estadounidense Lance Wyman desarrolló la imagen del Cablebús

-El costo es de siete pesos y puede pagarse con la tarjeta de Movilidad Integrada

-Cada cabina tiene cupo para diez pasajeros, pero por la pandemia solo se permiten seis

-El horario es de lunes a viernes de 05:00 a 23:00 horas; sábado, de 06:00 a 23:00; domingo, 07:00 a 23:00

-Abordan gratis adultos mayores de 70 años, personas con discapacidad y menores de cinco años

-Cuenta con las estaciones Indios Verdes, Ticomán, La Pastora, Campo Revolución, Tlalpesco y Cuautepec.