Sorprende el crecimiento de la construcción de obras de ingeniería civil en marzo.

6 No me gusta3

La industria de la construcción alargó a 20 trimestres consecutivos su ciclo recesivo, debido a que en el periodo enero-marzo de 2021 registró una contracción de -6.8% a tasa anual, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Este proceso negativo inició en el segundo trimestre de 2016 y desde entonces trimestre a trintres reporta contracciones en su nivel de producción.

En el balance del primer trimestre, la edificación presentó una contracción de -9.2% respecto al mismo periodo de un año previo, en tanto las obras de ingeniería civil cayeron -3.2% y los trabajos especializados crecieron 1.7% a tasa anual.

Analistas de BX+ indican que “la construcción es la industria más rezagada (dentro de la producción industrial), en línea con una frágil recuperación en la inversión y altos costos de insumos.

En general hay consenso entre los analistas del sector privado en el sentido de que el desempeño de las obras de ingeniería civil, que muestran una buena recuperación en los meses recientes, al grado de que en marzo, en particular, crecieron  3.5% en comparación con el mismo mes de 2020, se explica en gran medida en la aceleración del ejercicio del gasto previo a las elecciones.

Sobre ello, analistas de Banorte indicaron que la señales de mejor desempeño de ingeniería civil, “creemos que está ligado con las elecciones intermedias”.

En marzo la construcción se contrajo -5.5% a tasa anual, empujada por la caída de -9.4% en la edificación, a diferencia del crecimiento que observó en 3.5% las obras de ingeniería civil y 4.6% los trabajos especializados.

En BX+ agregaron que “la construcción mejorará a menor ritmo, por su exposición a la dinámica local, en especial, a la inversión. El gasto en construcción privado puede rezagarse en un entorno de incertidumbre (reapertura, elecciones, pol. económica), bajo apoyo fiscal y débil consumo interno, aunque las bajas tasas de interés y la recuperación esperada en ciertos sectores (manufactura), son elementos positivos. Prevemos que el gasto público siga enfocado en obras “insignia”.