Así lo mencionó Francisco Javier Solares Alemán, nuevo presidente de la cámara, en Tampico, Tamaulipas, quien ocupará el cargo durante dos años.

4 No me gusta0

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) quiere un crecimiento máximo del 5% en el 2021, e incluso superar al promedio que se pronostica en el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano.

Así lo mencionó Francisco Javier Solares Alemán, nuevo presidente de la cámara, en Tampico, Tamaulipas, quien ocupará el cargo durante dos años, del 2021 al 2022.

El empresario destacó que se espera una recuperación ante los efectos de la pandemia del Covid-19 como también una disminución en proyectos públicos y del sector privado, que se arrastra desde el 2020.

“Esperamos un crecimiento semejante al país que se calcula de acuerdo a expertos en economía de un 4%, aspiramos a llegar a un 5% al cierre del 2021.

“Sin embargo, en las tendencias previas hemos estado hasta un 2.5% anual, cuando lo máximo que se alcanzó fue en 2009, que anduvimos con récord del 6% de crecimiento al año”, expuso Solares Alemán.

También mencionó deben emparejarse los proyectos de infraestructura en el sur del país, donde las políticas del gobierno federal se han concentrado en el Tren Maya y la refinería Dos Bocas, mientras se carecen de planes para el centro y norte.

Durante la ceremonia virtual, el nuevo presidente de la CMIC recordó la necesidad de otorgar una certeza jurídica a los inversionistas privados, ya que la falta de ésta ha provocado la disminución y suspensión de proyectos reactivadores de la economía.

“Como representantes de la construcción, debemos lograr que los inversionistas tengan confianza de nuevo en el país. Debemos hacer el estricto cumplimiento al estado de derecho, esto hace que el inversionista tenga certeza jurídica de que las reglas del juego se van a respetar”, dijo.

Además, dijo, vino una caída en la inversión privada, pues antes de la emergencia de salud, las obras estaban en un 80% de capital privado y el resto en proyectos públicos.