Los especialistas consideran que en la realización de un sistema o una línea nueva deben participar los expertos en operación de tráfico y mantenimiento, en todas las etapas de los proyectos.

6 No me gusta0

Pese a que México tiene más de 27 mil kilómetros de vías férreas y es una de las 15 economías más importantes del mundo, en el Índice de la Competitividad en Infraestructura ocupa el lugar 50 en densidad ferroviaria y el 74 en Eficiencia de los servicios de trenes, mientras que en el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial tiene el sitio 57.  

En este sentido, una vía para la transformación del sector nacional está en la formación técnica de los estudiantes y más conocimiento de los profesionistas que laboran en este transporte, ya sea en materia de pasajeros o de mercancías, mencionaron especialistas del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP).

Por lo que la tecnología es clave para el desarrollo, funcionamiento y, sobre todo, la construcción de nuevos sistemas o líneas de metros. Así, la tendencia de las tecnologías actuales del sector se basa en la automatización, la supervisión y el telemando, todo basado en la telecomunicación.

En cuestión del control de trenes, el CBTC (Communications-Based Train Control) ha tenido el mayor desarrollo en las últimas dos décadas y, particularmente, en la última, pues permite que los trenes sean una especie de robots; “la regularización de velocidades, posición, supervisión y protección se dan gracias a la interacción de equipos que van a bordo de los trenes y de los que están en la vías”.

Así lo dijo Rolando Valle Favela, director del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), en el Foro Internacional Desafíos de la Formación Técnica en el Transporte Ferroviario, organizado por el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) en coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el Fondo Nacional de Fomento  al  Turismo  (Fonatur).

Añadió que los interesados en realizar un sistema o una línea nueva deben considerar la participación de los especialistas calificados, muchos de ellos expertos en operación de tráfico y mantenimiento, en todas las etapas del proyecto, desde su planificación y hasta la puesta en operación comercial. 

Los expertos en operación de tráfico y mantenimiento conocen las normativas internacionales y nacionales, y tienen una perfecta visión de las interfaces entre los sistemas y subsistemas que componen los nuevos proyectos”, mencionó el directivo durante su participación en el panel “El futuro de los metros en América Latina’. 

Para Antonio Marcio Barros Silva, gerente de Operaciones del metro de San Paulo, Brasil, un mejor metro requiere mayor adaptabilidad y eficiencia, enfocado en la experiencia de los pasajeros y empleados. Por lo tanto, en esta ciudad se escogió una estación para probar futuros servicios, procesos y tecnologías, lo que proporcionará que esto sea una realidad en el 2030.    

Y desde la experiencia de Germán Concha Zavala, miembro del directorio del Metro de Santiago, en Chile, los profesionales ‘ideales’ para trabajar en este servicio son aquellos que puedan trabajar en equipo, entendiendo que el resultado es más valioso cuando participan todos los integrantes de un equipo en beneficio a todas las personas que se transportan en el metro. 

Finalmente, Gorden Rumpff, director para México y América Central de DB Engineering & Consulting GmbH, consideró que existen oportunidades de mejora en infraestructura y equipamiento en México: Por ejemplo, la velocidad media del tráfico de mercancías es de solo 20 y 30 kilómetros por hora; y 130 millones de mexicanos representan un potencial para una red nacional de transporte de pasajeros.

En el panel ‘El ferrocarril como detonante del desarrollo regional’, Alfonso Zegbe, director ejecutivo de Estrategia y Diplomacia Pública de la 

Secretaria De Relaciones Exteriores, añadió que el país presenta un rezago en materia de ferrocarriles de 50 años, a lo que se suma el atraso en materia de tecnología en el mismo tiempo.