Autoridades poblanas reconocen que, si bien algunas de las obras requieren inversiones de entre 300 y 450 millones de pesos, todos los proyectos locales son realizables.

Autoridades poblanas reconocen que, si bien algunas de las obras requieren inversiones de entre 300 y 450 millones de pesos, todos los proyectos locales son realizables.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Puebla, José Antonio Hernández González, dijo que se presentará una carpeta con 210 proyectos a Miguel Barbosa Huerta, gobernador electo de la entidad. Se pretende que sean analizados en el plan de infraestructura local. Debido a que la nueva administración iniciará sus funciones en agosto, únicamente 11 de los proyectos que dejó el gobierno interino podrán ser ejecutados; esperan que Barbosa Huerta considere alguna de las obras propuestas por el sector para el siguiente año.

Mencionó que, si bien algunas de las obras requieren una inversión de entre 300 y 450 millones de pesos, todos los proyectos son realizables siempre y cuando sean aceptados por la nueva administración local. Entre los proyectos, están el desarrollar carreteras y puentes en el interior del estado, y para la Angelópolis y área metropolitana, se prevén más distribuidores y viaductos elevados en zonas identificadas con embotellamientos durante las horas pico. Se incluyeron, además, nuevos hospitales que den atención a pobladores de zonas alejadas.

Finalizó diciendo que, si bien la finalidad de presentar este banco de proyectos no se trata de comprometer a la administración estatal, sí buscan que se apoye al sector en general y sean tomados en cuenta. “Entendemos que el gobierno entrante llega con sus propios proyectos, pero la CMIC quiere contribuir al desarrollo de una mejor infraestructura que ayude a resolver problemas de movilidad”, puntualizó.