Javier Jiménez López, expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, habló en exclusiva con Real Estate Market & Lifestyle sobre los obstáculos de este megaproyecto.

[También te puede interesar: AMLO declara desierta licitación para construir Dos Bocas]

Después darse a conocer el fallo para el proyecto de Dos Bocas en Tabasco, donde se reconoció que las licitaciones quedaron desiertas y, además, se declaró que Pemex y la Secretaría de Energía se harán cargo del proyecto; aún faltan contemplar diversos temas, como la vocación de la región, las experiencias pasadas y la mano de obra, cuestiones que detalló Javier Jiménez López, expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, en entrevista exclusiva con Real Estate Market & Lifestyle.

¿Cuáles son los retos de ingenería civil para el Proyecto de Dos Bocas y cuáles son las posibilidades de éxito?
- El reto en sí es que toda la ingenería se realicé acorde al proyecto. En cuanto a la ingeniería civil el terreno fue desmontado y limpiado y administrativamente, en unos días se va a dar el fallo del proyecto, que en ingenería civil se le conoce como “preliminares” y parte de ellos se tuvieron que hacer por parte de las empresas que están en el concurso licitando.
Ello engloba temas como la mecánica de suelos, geotecnia, carácterísticas de la resistencia y los requerimientos para la mejorar el suelo y la topografía para la realización de las terracerías, cortes, terraplenes y la compactación acorde a los cimientos.
Esta puede ser ser mixta o con pilotes, dependiendo lo que requiera el proyecto. Posterior a la terracería viene la urbanización del predio con accesos y calles, ya que al construirrse, ya deben contar con drenajes, canalización de los llamados aceitosos, pluviales y los registros.

¿Cómo se implementa el modelo de ingenería de Dos Bocas?
- Anteriormente, Pemex lo hacía a través del Instituto Mexicano del Petroleo (IMP), cuando desarrollaba sus proyectos y contrataba ingeniería. Yo colaboré en Pemex durante 34 años, en los que construimos todos los procesadores de gas, complejos petroquímicos y las refinerías que tiene el sistema de Pemex en México.
En su momento, nuestra ingeniería influencio los modelos de trabajo en Venezuela Brasil y España. En Pemex las construcciones estaban diseñadas para durar 50 años.

¿Usted participó en otros proyectos de refinerías en México? ¿Cuál es diferencia entre una refinería y un complejo petroquímico?
- En la refinería los procesos son físicos, a través de presión y calentamientos, separación de crudo y los destilados para obtener gasolina y derivados. En cambio, en los procesos petroquímicos se agregan otro tipo de materias primas para aumentar las cadenas para realizar plásticos y fertilizantes, ese es el cambio en cuanto a su dimensión.
En cuantos a construcción, se tienen que implementar servicios auxiliares en generación de energía, tratamiento de aguas, ya que es indispensable en las torres de enfriamiento para estos procesos.

¿Cuántos empleos se van a generar en Dos Bocas?
- Calculo que su etapa de construcción serían de 2 mil 500 a 3 mil empleos directos. Y ojo, cuando esté en operación, debe de generar de mil 500 a dos mil empleos. La refinería no lo es todo: El gobierno estatal tiene que trabajar duro porque las ciudades en los municipios circunvecinos se van a transformar.
Nuestras ciudades y cabeceras municipales tienen que crecer con un ordenamiento. En ciertos espacios debe tener industria, cultura, deporte y agua, junto con lo demás.

¿Qué es lo que falló en otras refinerías en México?
- En Refinerías, en México, tenemos ejemplos feos, como lo que pasó con Madero, donde se edificó la primer refinería. Ahí la ciudad creció alrededor de ella y no creció con orden. En Salamanca, Guanajuato ahora vemos cómo están los problemas. La ubicación por ello es importante.

¿Cuál es el nivel de importancia de México en cuanto a refinerías?
- Ahora, a nivel internacional, hay 600 refinerías en el mundo, y en México tenemos solamente el 1%, con las seis que tenemos, mientras que Estados Unidos tiene entre el 23 y 24% porque tiene entre 138 a 140.
Respecto a la ecología y el respeto al medio ambiente, ¿qué se tiene que hacer en Dos Bocas?
Ese es uno de los seis puntos principales que se deben respetar en todo tipo de construcción. Como negocio, es importante que este complejo cuente con salida al mar. Los países actualmente construyen sus refinerías en sus costas. Aquí está el tema de los gastos de transporte, construcción de oleoductos, impactos ambientales, estudios de emisión de gas, de afluentes, los desechos sólidos y el ruido. Una planta de esa naturaleza hace mucho ruido, pero está pegada al mar. El mar tiene su sonido de oleaje, va acorde.
Ahora, Dos Bocas debe contar con una evaluación de impacto ambiental, cambio de uso de suelo, plan de ordenamiento de la zona, además de una evaluación integral del impacto social. Pemex y las empresas que vayan a construir, tienen la obligatoriedad, de sí o sí, dar a conocer el proyecto sin tapujos y con total transparencia.

¿Cuál es el reto de producción de la refinería?
- Se pretende de procesamiento de tres mil barriles diarios. Pero el reto principal será construir el proyecto en cuatro años. Si el gobierno está manejando el aspecto de la austeridad, es importantísimo que se contemple que la desviación en el proyecto de Dos Bocas debe ser mínima.
No hay obra perfecta. Lo que se hace para la mecánica de suelo y la geotecnia son los muestreos, pero un terreno puede variar y en tres metros ya no es lo mismo. En un proyecto de estas características, no puede haber una desviación estándar más allá al 8 al 10%. Otro reto es que se le dé un seguimiento puntual al proyecto en su programa físico financiero, que vaya en control, que no se descuide, porque ahí es donde se puede caer todo, que su construcción vaya acorde a tiempos y para ello se necesita que la Secretaría de Hacienda le dé seguimiento puntual.
Hay un proyecto de entre 40 y 60 mil millones de pesos a dos años para seis refinerías, y para aumentar el nivel de producción de 40%, que a duras penas cumplimos, porque actualmente andamos como en un 30%, la cual se debe a que las políticas de los tres anteriores sexenios -hablo Fox, Calderón y Peña Nieto- fue, definitivamente para vender a Pemex, y le dejaron de invertir. Ya no hubo gasto de mantenimiento, considero que todas las reparaciones de las plantas desde el gobierno de Vicente Fox para acá, del 60 al 70% fueron solamente maquillaje.

¿Cuál es el nivel de expertise de Pemex en temas de refinería?
- Hay un gran trabajo histórico en Pemex. Hay mucha gente que cuenta con el expertise de cómo están las cosas y qué es lo que se puede hacer. Así como yo hay mucha gente en Pemex Refinación, Pemex Petroquímica, Pemex Petroquímica Básica y en Pemex Explotación, y el talento existe.
Durante pasadas administraciones en Pemex pudimos explorar el mar, y pudimos entrar a Campeche. En Pemex hay historias extraordinarias. Durante la década de los años 70 cambiamos el paradigma de ser importadores a exportadores. Fue aquí precisamente, en Tabasco, con los pozos de Sitio Grande.
El ex presidente Echeverría nos puso a explorar y a producir, ya que tenían el objetivo de importar y en ese momento hubo gente muy patriota que siguió esa línea y nos volvimos un paradigma mundial.
En Pemex hay muchísima capacidad, podemos con el paquete pero ojalá tomen las decisiones, quienes deban de tomarlas y que se dejen ayudar, ahí está otra oportunidad histórica.
En lo profesional, daría el corazón porque se pudiera realizar la refinería en tres años pero lo dudo, porque sé de construcción, pero si se trabajan turnos de 24 horas continuas podría darse. No hay ingeniería imposible.

¿Qué se debe implementar a nivel local?
- Es necesario trabajar en las cabezas municipales, empezando por Paraíso, a donde pertenece Dos Bocas y que esté alineada al proyecto. Me refiero a que estén los prestadores de servicio, que puedan hacer una gestión fácil para que otros prestadores puedan instalarse.
Sin embargo, el tema álgido son los sindicatos para la construcción. Este tema es una papa caliente que nadie quiere tomar. El sindicato aquí tiene cotos de poder. Me refiero a los sindicatos de obreros y albañiles que manejan CTM. Se tienen que elegir ya.

¿A nivel conectividad y turismo qué se tiene que trabajar?
- Se tiene que mejorar la conexión con el municipio de Centla, porque ahí se van a detonar la situación de las plataformas, ya que la carretera está hecha pedazos y además, hay que mejorar la conectividad para todos los municipios de Frontera, Comalcalco, Cunduacán y Jalpa de Méndez.
Ahí se puede aprovechar la agroindustria, pero se tiene que introducir un sistema de aguas, para a su vez detonar la obra de infraestructura, para que descuelguen los ramales, e industriales que se puedan hacer junto a los los parques industriales.
En la zona hay un solo parque industrial en Cunduacán, que va a ser insuficiente. Se requiere detonar esa área, pero tiene que ser proyectada, tiene que ser bien planificada, porque Paraíso, a su salida para Teapa, tiene mucha infraestructura turística que se puede explotar. Ahí operan con diversas marcas turísticas de prestigio, con turismo de vela, por ejemplo. Hay mucho que hacer. El llamado aquí es para las cámaras empresariales y para que los colegios de profesionales interactúen .