La tendencia del sector mantiene edificación a la alza, con crecimiento de 0.5% anual en febrero y un avance de 1.8% anual en el periodo enero-febrero.

Después de un prometedor mes de enero, la industria de la construcción reportó en febrero una contracción a tasa del -1.1 por ciento, respecto al mismo mes del año previo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). De esta manera, en el primer bimestre del año el sector nuevamente muestra estancamiento, con un incremento de apenas 0.1% respecto al periodo similar del 2018.

La tendencia del sector en su conjunto no cambia, por lo que se mantiene una edificación a la alza, con un crecimiento de 0.5% anual en febrero y un avance de 1.8% anual en el periodo enero-febrero. Sin embargo, la construcción de obras de ingeniería volvió a reportar una tasa de crecimiento negativa, de -3.6% anual en el segundo mes del año, y de -0.7% en el primer bimestre.

En el caso de los trabajos especializados de la construcción, reportaron una contracción anual de -7.1% en febrero y de -8.1% en el acumulado enero-febrero. De esta manera, las cifras indican que el reporte positivo de enero no fue el inicio de una tendencia positiva para el sector construcción y más bien persiste la debilidad de la actividad.

Debido a lo limitado del gasto público, la debilidad de la inversión privada y la incertidumbre que ha impactado la confianza empresarial, toda hace indicar que de corto plazo se mantendrá una actividad de la construcción limitada en su ritmo de crecimiento.