El director general de la Comisión Federal de Electricidad asegura que la obra se ha retrasado por cuestiones de transporte. 

El director general de la CFE, Manuel Bartlett, expuso que la construcción del primer gasoducto marino en México está retrasada por los transportistas de la obra. En tanto, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que el gasoducto marino Texas-Tuxpan entrará en operación a finales de junio próximo.

Asimismo, Miguel Reyes, director de CFE Energía, agregó que también que se ha presentado retrasos de carácter técnico como soldaduras en algunos puntos cerca de la costa y la revisión de un tubo que estuvo cerrado 15 días por pescadores de la zona.

Por su parte, Bartlett comentó que en los contratos se estableció que los riesgos de esta construcción por todo el país eran delicados; sin embargo, se busca responsabilizar a la CFE, lo cual es una aberración, punto que es parte de la negociación de los contratos.

"Todo esto se tiene que aclarar y para eso vamos a renegociar los contratos desde el origen de los mismos hasta lo que está ocurriendo ahora. Sí hay penalidades, claro, en el contrato hay penalidades cuando no los presentan, si se supone que hay una fecha para entregar el gas y no lo entregan".

Cabe señalar que este proyecto se trata del primer gasoducto marino en México; tendrá 800 kilómetros de longitud y 42 pulgadas de diámetro correrá a través del Golfo de México y conectará el sur de Texas con Tamaulipas y finalizará en Tuxpan, Veracruz. Se prevé que transporte 2 mil 600 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, lo que representa casi 40% de la demanda nacional en 2016.