La secretaria del medio ambiente analiza alternativas para obtener recursos ante las remodelaciones en el bosque.

De cara a los proyectos futuros, el gobierno federal planea desarrollar una cuarta sección en el bosque de Chapultepec; espacio que contaría con el apoyo de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), quien evalúa acudir al mercado voluntario de carbono por recursos privados.

"Estamos evaluando colocar bonos en el mercado voluntario de bonos de carbono para la tercera y cuarta sección para revisar y obtener recursos para mantenimiento y rehabilitación. Es algo que estamos valorando en la Ciudad de México y el país desde hace varios años, pues ya han participado zonas boscosas del país", explica Marina Robles, titular de la Sedema.

Cabe resaltar que el mercado voluntario de carbono es un mecanismo a través del cual empresas e individuos adquieren bonos con recursos a fondo perdido, condicionados a un proyecto ambiental, a fin de compensar las emisiones de CO2 que generan.

Este tipo de financiamiento se utilizará para el desarrollo de la cuarta sección del bosque de Chapultepec, pero también para continuar con el plan maestro definido en marzo de 2018, para la rehabilitación de la tercera sección del bosque, una de las más abandonadas del recinto. Acorde a sus actividades y a la utilidad que aparentemente obtenían. Esto derivó en un litigio que arrancó formalmente en 2015 y que ya está en los últimos pasos.

La cuarta sección de Chapultepec constará de 800 hectáreas, donde habrá áreas verdes, infraestructura cultural como 11 museos, cinco parques, áreas naturales, tres centros hípicos e incluirá a parques de atracciones como La Feria de Chapultepec, además del Panteón Dolores. Actualmente, el bosque cuenta con 686 hectáreas que son visitadas por cerca de 19 millones de personas al año.