La política monetaria del Banco de México, que está determinando mayores tasas de interés, y el desgaste que la inflación ejerce sobre el consumo serán las principales barreras internas para el crecimiento en 2022.

5 No me gusta0

De acuerdo con analistas de Monex, que presentaron las perspectivas económicas y bursátiles de 2022 en conferencia de prensa, “pensamos que el PIB se incrementará solo en 2.7% el próximo año, tras haber experimentado un rebote de 6.0% en 2021”.

Afirmaron que a pesar de que el avance de la economía del país ha sido menos potente que el de Estados Unidos, “México se encuentra cerca de la recuperación y varios de los indicadores de actividad se habrán repuesto para la segunda mitad de 2022”.

En opinión de los analistas de la institución financiera y bursátil, por una parte el panorama inflacionario en el país luce tan retador como en el resto del mundo, a tal grado que prevén que el repunte de la inflación al consumidor podría ser la más elevada desde que Banxico adoptó el régimen de objetivos en 2001.

Destacaron que luego de la velocidad en la repunte de los precios de los bienes manufacturados, materias primas, energéticos y los servicios, “pensamos que la inflación cerrará el año en un nivel de 7.3% anual”. Para 2022 su pronóstico es de una inflación de 4.5% anual, con un balance de riesgos neutro hacia adelante.

En lo que respecta al control de la inflación a través de la política monetaria, que ha determinado cuatro incrementos en las tasas de interés de 25 puntos base en lo que va del año, “esperamos que la Institución mantenga dicho enfoque gradual hacia una postura más restrictiva, por lo que consideramos que las posibilidades de alzas consecutivas a la tasa en los próximos meses son elevadas. Para 2021 estimamos que el indicador culminará en 5.25% y que en 2022 llegará a 6.25%, una tasa cercana a la neutralidad y que descontaría el efecto de los primeros movimientos en la tasa de Estados Unidos”.