Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, señaló que medio millón de trabajadores dejarían de percibir ingresos al finalizar abril.

0 No me gusta1

Hasta medio millón de trabajadores de la industria de la construcción en México, entre obreros, ingenieros, arquitectos y albañiles, dejarían de percibir ingresos al finalizar abril; debido a la falta de liquidez y a la poca operación de empresas de la construcción en el país. Una situación que afectaría principalmente a las Micro, medianas y pequeñas empresas (Mipymes); advirtió Eduardo Ramírez Leal, presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Anotó que al menos la mitad de las 12 mil compañías que integran a la cámara carecen de efectivo para apoyar a sus empleados en los siguientes 15 días por falta de ingresos. “Sería imposible, si nos dejan de suministrar insumos del cemento o cualquier otro a partir del 4 de abril; entonces, también la industria de la construcción tendría que detenerse si no se atiende el llamado de reconocer a toda la industria como actividad esencial”.

Aunque el pasado lunes 6 de abril, la Secretaría de Salud decretó que las productoras de acero, cemento y vidrio que surten de material a las obras prioritarias del gobierno podían seguir operando en niveles mínimos, el problema para el sector es que solo 38% de las obras son públicas y el 62 son privadas; y que estarán detenidas al menos durante este mes.

Al respecto, Ramírez Leal añadió que “se ha hablado que en algunas obras se reduzca hasta 50% del personal. Las condiciones pueden ser más críticas y por eso es el llamado que hicimos desde nuestra cámara, junto a Consejo Coordinador Empresarial y la Confederación de Cámaras Industriales; necesitamos soporte para que las Mipymes de la construcción puedan sobrellevar este momento”; señaló el presidente.