México ha aprendido mucho de sus crisis. En el mercado hipotecario de la banca en particular, tiene excelentes prácticas que otros países imitan; es un mercado que supo aprovechar bien su madurez cuando enfrentó la crisis de 2009, y que se reflejó a través de carteras muy sanas gracias a las adecuadas prácticas de riesgos que se aplicaron.

Vislumbro un mercado que va alcanzando niveles de madurez importantes, pero que todavía tiene un larguísimo recorrido por realizar, no solo en el crecimiento en el número de personas que pueden tener acceso al crédito, sino en el rubro de innovación que debemos realizar las instituciones bancarias en el producto hipotecario.

Tiene sus áreas de oportunidad, como todo, porque no podemos catalogarlo como perfecto, pero se trata de un mercado que a raíz de lo que aprendió en los riesgos que enfrentó, tiene muchas buenas prácticas que sin duda, se podrían exportar a muchos países, no solo a naciones del entorno, sino a otras economías que se supone son mucho más maduras. México ha hecho bien las cosas en materia hipotecaria.

 

Antonio Artigues Fiol Director Ejecutivo Crédito Particulares Antonio Artigues Fiol Director Ejecutivo Crédito Particulares

 

Generación de oportunidades

 

Este es un mercado estable en el cual prevemos que pese a sus altibajos y situaciones en años buenos y malos, seguirá manteniendo una tendencia de firme crecimiento. Hacia el futuro veo innovación y dinamismo en el mercado y una generación de oportunidades  para que más población tenga acceso a un crédito hipotecario bancarizado.

Para la parte final de este año, en particular, considero que ya pasada la incertidumbre que se vertió sobre el peso, sobre el gobierno de Estados Unidos y sobre las tasas de interés, vemos con optimismo el futuro inmediato en el mercado; anticipamos mayor dinámica a la observada en la primera mitad de año, independientemente de la fuerte estacionalidad que cada año se vive.

Sobre el repunte observado en el costo del crédito, considero que éste no afectó mucho el desempeño del mercado, porque siguen prevaleciendo en el país tasas de interés competitivas, sobre todo, si las comparamos con toda la historia del crédito en México.

Para mediano y largo plazo, todos los indicadores que vemos nos invitan a sostener optimismo sobre el futuro desempeño del mercado. El sector hipotecario mexicano es un mercado que lleva prácticamente una década de crecimiento sostenido, sin grandes altibajos, quitando el pequeño paréntesis que tuvimos entre 2008 y 2009.

México tiene un mercado competido e ingenioso, y ello lo afirmamos en sentido positivo, porque esa competencia repercute positivamente en los productos que hay.

 


Texto Antonio Artigues Fiol

Foto: Real Estate Market & Lifestyle