Al cierre del primer trimestre de 2018 (1T18), la venta de vivienda mostró un crecimiento superior al 25%, comparado con las ventas del mismo periodo del año anterior, destacó el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Pablo Saavedra Sada.

“En este primer trimestre se tuvo un alza a principios de año; vimos que pudo ser arranque lento con los incrementos de las viviendas por falta de permisos y proyectos, sin embargo hay buen movimiento. En nuestra oficina hemos generado propiamente números que lo coloca en un índice superior a 25% en ventas, lo que es un crecimiento interesante”, señaló.

Destacó que la demanda ha crecido debido a que está llegando mucha gente a trabajar a la entidad, por lo que la actividad que se ha tenido es positiva, ya que la oferta disponible se está comercializando de manera rápida.

En cuanto a las rentas, indicó que éstas se han mantenido de una forma constante en lo que va del año; sin embargo, se tiene muy poca oferta de arrendamiento para cubrirla en su totalidad.

De acuerdo a cifras de Infonavit, detalló, en el estado hay poca vivienda nueva debido a que no se han autorizado nuevos proyectos de construcción, y por lo tanto los trabajadores no pueden aprovechar sus créditos disponibles para aplicarlos a través de esa institución, según una nota de El Sol de San Luis Potosí.