|  

Por su parte, la tasa de incumplimiento empresarial de alto rendimiento de Asia llegaría al 15.5% desde el 9.3% anterior.

0 No me gusta0

 

Analistas de Goldman Sachs prevén un peor escenario y más riesgos en el mercado Real Estate en China, debido a los diversos incumplimientos de pago que se han presentado en el sector.

Muestra de ello es que al menos 22 emisoras de bonos de alto rendimiento de China, todas relacionados con el segmento inmobiliario, han incumplido sus bonos denominados en dólares estadounidenses o han diferido el pago con intercambios de bonos desde principios de este año, escribieron en un informe los analistas Kenneth Ho y Chakki Ting en días pasados.  

 

"Dado el repunte de las tensiones, elevamos nuestro pronóstico de tasa de incumplimiento de la propiedad de China para el año fiscal 22 al 31.6% (desde el 19% anterior), que era nuestra suposición anterior".

 

En cuanto a la tasa de incumplimiento empresarial de alto rendimiento de Asia, también elevaron la estimación, la cual llegaría al 15.5%, desde el 9.3% anterior, ya que las propiedades chinas dominan la categoría.

Sin embargo, el nuevo pronóstico es levemente inferior a la tasa de incumplimiento de 17.8% que se presentó durante 2021, según el informe. Mientras que estimaciones de Moody's indican que el segmento Real Estate y las industrias relacionadas representan más del 25% de la economía en China.

 

Primero golpes, luego paliativos

Beijing busca frenar la especulación en su mercado inmobiliario que alguna vez fue boyante. En los últimos dos años, los reguladores se han centrado específicamente en reducir la dependencia de deuda para los promotores inmobiliarios.

Algunas empresas se han ajustado, pero otras, como Evergrande, preocupan a los inversores por el tamaño de su deuda y las posibles consecuencias de llegar a un incumplimiento a gran escala.

"Es poco probable que veamos una recuperación más amplia en China Property HY hasta que las ventas de propiedades comiencen a mostrar signos de recuperación; probablemente se requerirán más medidas de relajación antes de que las ventas de propiedades puedan recuperarse, particularmente con las restricciones de Covid vigentes en varias ciudades de China", agregó el equipo de Golman Sachs.

Aseveraron que esperan que los desarrolladores más consolidados se desempeñen mucho mejor que los más desarrolladoras débiles en el actual entorno. 

Desde marzo de 2022, China enfrenta su peor brote de covid en dos años, lo que ha dado lugar a restricciones de viaje y órdenes de quedarse en casa en diversas partes del país, especialmente en Shanghái. Lo anterior ha derivado en que los agentes y los compradores no puedan ver propiedades, que aunado a un mercado debilitado, desplomaron las ventas.

 

 

Más contracción

El volumen diario de transacciones inmobiliarias en 30 ciudades importantes disminuyó un 50% interanual en mayo, según un análisis separado de Goldman publicado el día de ayer.

Durante mayo, las autoridades chinas redujeron las tasas hipotecarias en un punto de referencia. Además, varios gobiernos locales también acotaron los pagos iniciales o han anunciado otras medidas para facilitar la compra de propiedades a nivel local, según medios locales.

“Los recortes de tasas del gobierno central envían una señal significativa de apoyo político para el mercado inmobiliario”, aseveró Larry Hu, economista en jefe de Macquarie en China.

El representante de Macquarie dijo que la política inmobiliaria de Beijing ha sido tan estricta que la tasa hipotecaria promedio ha sido más alta que la tasa de préstamo promedio, lo que consideró como 'inusual'. “Con el desempleo, la demanda inmobiliaria y crediticia en caída, los legisladores no tienen más remedio que tomar medidas para salvar el mercado inmobiliario”.

 

/Con información de CNBC de Estados Unidos/