|  

Según un cálculo, en 10 años, el crowdfunding inmobiliario llegaría al 10% de la inversión inmobiliaria a nivel global.

1 No me gusta0

El financiamiento participativo de pequeños inversores para activos inmobiliarios o también llamado crowdfunding, lleva realizándose varios años dentro del sector.

Por continente, en Europa se destinaron en 2021, más de 822 millones de dólares a proyectos inmobiliarios a través de esta vía, según datos de Statista.

En España por ejemplo, desde 50 euros es posible participar en un proyecto a través de plataformas digitales que hacen de intermediarias entre el promotor y el inversor.

Según un estudio de BBVA en ese país, la venta de viviendas creció con fuerza durante 2021, para alcanzar un alza de 38.4%, y en los dos primeros meses de 2022 lo hizo con un 26.2%, según los datos recogidos en el último observatorio inmobiliario de BBVA Research.  

Aunque la recuperación de la actividad de la construcción ha sido más lenta a diferencia de la propia demanda (los permisos de construcción de inicios de obra nueva en 2021 apenas crecieron el 1.9% respecto a 2019), una pequeña parte de esa inversión inmobiliaria se canalizó vía crowdfunding.

Esta actividad la llevan regularmente las proptech, que buscan innovar y aportar valor añadido al sector y cuyo papel principal es hacer de intermediarios entre el promotor de un proyecto inmobiliario que busca financiación y pequeños inversores.

 

“Esta inversión es un complemento, las startups de crowdfunding inmobiliario no van a sustituir el 100% de la financiación bancaria. Hay proyectos inmobiliarios novedosos que no son fáciles de financiar y es ahí donde el 'crowdfunding' tiene mucho qué hacer”, destacó Alexis Rech, cofundador de Colombia Proptech.

 

En este sentido, las proptech, tras estudiar proyectos, seleccionan un proyecto y lo publica en su web para atraer a su público objetivo. Es entonces cuando el inversor, desde su móvil o su ordenador, escoge el proyecto en el que quiere invertir su dinero de forma 100% digital, sin reuniones presenciales con el promotor o visitas a la obra.

La forma más común de realizar la inversión es a través de un préstamo a un plazo de inversión concreto y con una tasa de interés determinada. Pero también puede hacerse a través de una donación sin ánimo de lucro o con la entrada en el capital de la empresa que se ha creado para llevar a cabo la construcción.

 

 

Según Rech, la rentabilidad de los proyectos vía crowdfunding oscila entre el 8 y el 12% anual, aunque aclaró que los primeros inversionistas tendrán una rentabilidad más alta que los que entran al último.

Ventajas y desventajas en España

Desde 2015, el crowdfunding inmobiliario está regulado en España y se realiza a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que es el regulador encargado de autorizar y supervisar la actividad de las proptech.

La regulación marca que los inversores no profesionales pueden invertir hasta 1,000 euros en un proyecto y no más de 10,000 euros en varios; referente a los inversores profesionales o acreditados no cuentan con un límite de inversión.

Ventajas

  • No se requiere de gran capital para invertir.
  • Democratiza el acceso a inversiones que antes estaban limitadas a actores tradicionales.
  • Las inmobiliarias y constructoras cuentan con más fuentes de financiamiento.
  • Las plataformas conectan ágilmente la oferta (proyectos) con la demanda (necesidad de inversión).
  • Disminuye costos financieros asociados a la operación.
  • Permite invertir en proyectos de otros países.

Desventajas

  • Como toda inversión, tiene un riesgo asociado.
  • Las garantías y seguros pueden ser limitados.
  • Es una actividad muy reciente y genera incertidumbre.
  • En algunos países esta actividad puede usarse para lavar dinero.

En España, las proptechs Urbanite o Housers, reguladas por la CNMV, permiten inversiones desde los 50 euros y 500 euros, respectivamente, que son cantidades al alcance de muchas personas.

Se estima que el volumen de negocio global del crowdfunding inmobiliario se sitúe en los 868,982 millones de dólares para 2027, según la consultora inmobiliaria Facts Factors.

Según cálculos de Rech, en 10 años, el crowdfunding inmobiliario llegaría al 10% de la inversión inmobiliaria a nivel global.

Con información de BBVA España.